Vicente Garrido: La castración química es útil si va acompañada de un tratamiento psicoterapéutico.

«El término castración química ha saltado de nuevo a la actualidad desde que hace unos días el presidente francés Nicolas Sarkozy abogara por la aplicación de esta práctica a los delincuentes sexuales, en especial a los pederastas. El debate sobre la castración química en casos de pederastas y delincuentes sexuales reincidentes, que no se han rehabilitado tras cumplir su pena se abre nuevamente.

El psicólogo criminalista y profesor de la Universidad de Valencia, Vicente Garrido, explicó que la castración química es una medida eficaz siempre y cuando se combine con tratamientos psicoterapéuticos y haya un seguimiento que mantenga la ingesta de antiandrógenos.

En este sentido, señaló, «la castración química no es otra cosa, sino tomar antiandrógenos, que rebajan la producción de testosterona», en los pacientes.

Respecto al uso de este fármaco en agresores sexuales y pederastas, Garrido manifestó que lo que hacen los antiandrógenos es reducir los niveles de testosterona, y la testosterona está detrás del impulso sexual y de la agresividad, por lo que, posiblemente, al suministrarse, facilitaría el control de estos agresores sexuales.

Sobre sus resultados, el especialista destacó que hay pocos experimentos, pero los pocos que hay revelan que la castración química es efectiva en el tratamiento de los delincuentes sexuales siempre que vaya acompañada de tratamiento psicoterapéutico y, posteriormente, una vez que el sujeto vuelva a la comunidad, haya un seguimiento del sujeto, afirmó».

Fuente: Psiquiatria.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.