#Unedianas


Desde principios del siglo XX, se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer con la finalidad de hacer visibles los problemas a los que las mujeres se enfrentan en todos los órdenes de sus vidas y promover la igualdad de género.

La Biblioteca y la Oficina de Igualdad y el Centro de Estudios de Género de la UNED, dentro de la V Jornada de Igualdad, participarán en esta celebración a través de dos actividades:

  • una  mesa redonda que contará con la presencia de profesores y profesoras, así como de tituladas por la UNED, que debatirán sobre la educación de la mujer.
  • la exposición “#UNEDianas: pasado y presente de la educación en España”  que recoge una retrospectiva de la educación española y un análisis sobre las estudiantes de nuestra universidad.

Tras años de enseñanza represiva, especialmente para las mujeres, los cambios políticos y sociales de la década de los setenta desembocan en una inevitable reforma del sistema educativo. La aprobación de la Ley General de Educación, que incluía la enseñanza obligatoria y gratuita hasta los 14 años sin discriminación de sexo, repercute en el nivel cultural de las mujeres españolas y facilita su acceso a la enseñanza media.La UNED se crea en 1972 para formar a las maestras y maestros de educación primaria que necesitaban formación superior para poder seguir impartiendo clase en la recién implantada E.G.B. Es por ello que durante los primeros años de la universidad un elevado porcentaje de las matrículas formalizadas corresponden a estos maestros. Especialmente para las mujeres, la posibilidad de formarse a distancia sin abandonar sus obligaciones profesionales y familiares, supuso una oportunidad que supieron aprovechar.

La encuesta  realizada en el año 2012 por el Grupo de Trabajo de la Facultad de CC. Políticas y Sociología a las tituladas y titulados de la UNED permite analizar la valoración de las mujeres sobre la UNED y su sistema educativo.

Organización:
Biblioteca y Oficina de Igualdad de la Universidad Nacional de Educación a Distancia
Comisariado científico: Raquel Osborne
Comisariado técnico: Comisión de Actividades Culturales de la Biblioteca UNED

Agradecimientos:
Archivo General de la UNED, Facultad de Ciencias Políticas y Sociología; Centro de Investigación
MANES, UNED; Centro de Investigación de la Cultura Escolar (CEINCE), Berlanga de Duero, Soria; Biblioteca y
Archivo de Propaganda.
José Antonio Olmeda, Ramón Adell Argilés; Kira Mahamud Angulo, y muy especialmente a Mercedes Merino.

MUJERES en la UNED

Solo las universidades que funcionan bajo el prisma de una igualdad real de mujeres y hombres pueden alcanzar la calidad y la excelencia académica (Red de Unidades de Igualdad de Género para la Excelencia Universitaria)

Los cambios políticos y sociales de la década de los setenta desembocan en una inevitable reforma del sistema educativo. La aprobación de laLey General de Educación (LGE) de 1970, que incluía la enseñanza obligatoria y gratuita hasta los 14 años sin discriminación de sexo, eleva el nivel cultural de las mujeres españolas y facilita su acceso a la enseñanza media.

Durante los primeros años de la UNED, un elevado porcentaje de las matrículas formalizadas corresponden a maestros de educación primaria a los que se exigía un título universitario para poder seguir ejerciendo su profesión. Para las maestras la posibilidad de formarse a distancia supuso una magnífica oportunidad.

La primera matrícula de la UNED (número de expediente 1) corresponde a María Jesús García Díez, maestra de Primera Enseñanza. Cursó los estudios de Filosofía y Letras compatibilizándolos con su trabajo.

El índice de abandono de los estudios era muy alto. Siendo porcentualmente superior el abandono por parte de las mujeres que supeditaban sus estudios a “sus labores”.

Desde entonces la UNED ha reflejado su implicación con la igualdad de múltiples formas, entre las que podemos destacar:

  • Es la primera universidad española en erigir rectora a una mujer, la Prof. Elisa Pérez Vera. Años más tarde la Prof. Araceli Maciá Antón ocupará este cargo.
  • La UNED es  una de las universidades públicas con mayor número de mujeres entre su personal docente e investigador y de administración y servicios
  • La creación de la Oficina de Igualdad para materializar el  compromiso institucional con el establecimiento y desarrollo de políticas de igualdad
  • El Centro de Estudios de Género, coordinador e impulsor de actividades docentes e investigadoras directamente relacionadas con la igualdad
  • La Biblioteca de la UNED cuenta con más de 2.200 documentos en diferentes formatos relacionados con la igualdad de género, recursos indispensables para el estudio de este tema.

La EDUCACIÓN FEMENINA en el FRANQUISMO


Tras el enorme esfuerzo realizado por la Segunda República en la educación de las mujeres, los años 40 suponen el desmantelamiento de sus principales logros y la represión y depuración del magisterio. En consecuencia, tras la guerra civil el papel social y cultural de las mujeres registra un terrible retroceso.

El franquismo fue concebido como una cruzada, siendo el nacionalcatolicismo un elemento de legitimación especialmente diseñado para la domesticación femenina.

A las monjas les fue encomendada una parte esencial de la educación de las niñas y adolescentes. Las mujeres, débiles por naturaleza, más que delinquir cometen pecados de la carne. Para evitarlos y crear mujeres castas y dóciles al servicio del varón y de la patria, las monjas educaban tanto a las élites femeninas como a las niñas pobres en la obediencia, la piedad, la virginidad, la laboriosidad y el sacrificio. Todas estaban al servicio del patriarcado y las pobres al servicio de l@s ric@s.

La Sección Femenina de Falange fue la institución más longeva del franquismo, al que precedió y sobrevivió. Con el encargo oficial de formar a las mujeres españolas – niñas, jóvenes y adultas- desplegó su actividad en todos los campos de actuación -trabajo, cultura, deportes, educación-. Aunque también católica, humilde, abnegada y trabajadora, para la mujer del estilo falangista se promovía un patrón de activismo político, audacia y capacidad dirigente, con un fuerte énfasis en la educación física, el deporte y la vida al aire libre.

Estos diferentes métodos, rivales en ocasiones, dieron como resultado unaprendizaje repetitivo y memorístico, un currículum feminizado guiado por la segregación y división de tareas por sexos, y un sistema de premios y castigos.

Por otra parte, la cultura popular -libros, novelas rosas, revistas de ocio,de moda, comics, canciones y el cine-, fue desplegada con profusión por el régimen y sus adeptos con fines propagandísticos. Además de vencer, el régimen quería convencer pero no siempre lo logró. Los caminos más heterodoxos de la cultura y la diversión encontraron a menudo formas creativas de evasión y de conocimiento. Niñas, jóvenes y mujeres valientes y con agencia sembraron la simiente de las nuevas mujeres protagonistas del futuro democrático.

Portadas de publicaciones presentes en la exposición ( propiedad particular)

UNEDianas de HOY

Me siento plenamente orgullosa de haber estudiado en la UNED, por haber conseguido un título universitario – que en mis circunstancias personales no hubiera podido logrado de otra manera-, y porque he tenido la oportunidad de conocer a un gran número de personas (estudiantes, profesores, personal de servicios) que siguen formando parte de mi vida. [Titulada anónima ]

La encuesta realizada por el Grupo de Trabajo de la Facultad de Políticas y Sociología a las tituladas y titulados en el año 2012, pone de manifiesto que la modalidad educativa de la UNED facilita a las mujeres la posibilidad de formarse e incorporarse plenamente a la vida laboral.
Los resultados de esta encuesta nos permiten conocer con claridad la opinión que tienen las mujeres sobre su experiencia en la Universidad, los resultados educativos obtenidos y sus perspectivas laborales; así como establecer comparaciones con los hombres en esta misma situación.

El perfil de las mujeres al comenzar sus estudios es diverso:

  • Mujeres con trabajo que buscan consolidar su situación laboral
  • Mujeres que encuentran la oportunidad de realizar por primera vez estudios superiores
  • Consumidoras de educación por ocio o motivación personal

En el año 2012 la UNED titula 6.707 personas de las cuales el 59,3% son mujeres y el 40,7 % hombres. Las mujeres finalizaron sus estudios con una edad media de 38 y tres meses (los hombres 40 años y medio).
Un sector importante de estas tituladas (85%), que en su gran mayoría trabajan en el sector público, utilizan la alternativa de estudio de la UNED porque les ofrece la posibilidad de compaginar estudios y trabajo. Todas ellas esperan conseguir una mejora laboral con la formación universitaria que han recibido.
Las mujeres que inician sus estudios en situación laboral activa, tienen una jornada de trabajo a tiempo completo (80,1% mujeres y 93% hombres) y su tipo de contrato es mayoritariamente indefinido, aunque hay un buen porcentaje de mujeres cuyo contrato es temporal (una diferencia de 13 puntos porcentuales en relación a los hombres).

Entre las mujeres que no están trabajando (porcentaje que supera en 15 puntos a los hombres) declaran que buscan trabajo y piensan compatibilizarlo con los estudios en el caso de que lo encuentren.
El 78 % de las tituladas y titulados declaran tener trabajo en la actualidad, pero mantienen una situación más ventajosa los hombres (6 puntos porcentuales con respecto a las mujeres). La crisis económica que sufre la sociedad española afecta en mayor medida a las mujeres cuya situación de empleo es menos favorable respecto al momento de comenzar los estudios.

Las motivaciones que tienen las mujeres para realizar los estudios en UNED son muy semejantes a las de los hombres en cuanto a poder compatibilizar estudios y obligaciones tanto laborales como familiares. La mujeres, sin embargo, valoran más la confianza que le da la Institución (mujeres 7,2 y hombres 6,29), las competencias genéricas desarrolladas en el marco de los estudios realizados y los cursos virtuales a los que han accedido en el transcurso de su aprendizaje.

Las mujeres también aprecian más, la proximidad al lugar de sus estudios, la confianza en las tutorías o las relaciones con sus compañeras y compañeros de estudios (8% mujeres y 6,9 de los hombres)

La encuesta pone en evidencia que la igualdad entre mujeres y hombres se desvanece a la hora de elegir estudios en las ramas técnicas. Esta tendencia es objeto de estudio en todas las universidades ya que las mujeres están presentes, mayoritariamente, en todas las ramas de estudios con excepción de las titulaciones técnicas. En la UNED esta diferencia se aprecia especialmente: el 7,1% de las estudiantes en carreras técnicas está muy lejos del escaso 26,4 % de la universidad española.
En líneas generales la UNED resulta muy atractiva para las mujeres. Una vez obtenido un título continuarían repitiendo la experiencia. ¡LA UNED ENGANCHA!

Fuente: #Unedianas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.