#SolidaridadFeministaNicaragua. Queridas compañeras feministas, desde Nicaragua urgimos la solidaridad de mujeres líderes y de organizaciones de todos los países del mundo. Les invitamos a suscribir esta declaración de denuncia y solidaridad con las presas políticas en Nicaragua demandando su liberación

Elevamos nuestras voces desde esta Tribuna Internacional Feminista, en solidaridad y abrazando al pueblo de Nicaragua, en particular a las mujeres y feministas, pioneras en demandar derechos y denunciar las injusticias, a casi cuatro años de la “rebelión de abril”, en la que la ciudadanía inundó las calles para exigir democracia, justicia y libertad.
Hoy manifestamos nuestra profunda preocupación e indignación por el cautiverio al que están sometidas Esperanza Sánchez, Karla Escobar, Julia Hernández, Cristiana Chamorro, Violeta Granera, Tamara Dávila, Suyén Barahona, Dora Mª Téllez, Ana Margarita Vijil, Fernanda Flores, María Oviedo, Nidia Barbosa, Evelyn Pinto y Samantha Jirón. 14 mujeres entre las más de 170 personas encarceladas por pensar y ejercer su derecho a la libertad de pensamiento, expresión y organización y demandar justicia.
Nos unimos a las denuncias por las condiciones de tortura a las que están sometidas. Esperanza, Julia y Karla detenidas y condenadas desde 2020 a penas de entre 10 a 18 años de prisión. Tamara, Ana Margarita, Dora María y Suyén llevan más de ocho meses en aislamiento total. Al igual que el resto de personas encarceladas, han perdido mucho peso, permanecen en penumbra o con luz las 24 horas, no reciben luz del sol, sin comunicación, lectura o escritura, sometidas a constantes interrogatorios. Violeta tiene una grave infección dental que no ha sido atendida y que ha ocasionado la pérdida de su dentadura. Su condición de género las expone a otras formas de maltrato; pretenden hacerlas sentir culpables por estar lejos de sus hijas/os, han recibido todo tipo de ofensas y la violencia sexual es una amenaza latente.
Las torturas se extienden a sus familiares, con visitas negadas, limitadas y vigiladas, sin permiso para entregar una fotografía o carta de sus hijas/os u otras personas queridas. Apenas hace unas semanas les recibieron una frazada para el frío. A las niñas y niños de las personas presas políticas se les están violentando sus derechos con el sufrimiento y el trauma de la ausencia abrupta de los abrazos, afectos y cuido de sus madres y padres. Las presas y sus familiares, viven con la angustia e incertidumbre de los daños irreversibles y riesgo permanente de algún desenlace fatal, como la muerte en prisión de Hugo Torres, por el maltrato y negación de asistencia médica.
Observamos con alarma que en lugar de buscar una salida pacífica a la crisis y cesar la represión y abuso de poder, el régimen de Nicaragua, cuestionado en su legitimidad tras las fraudulentas elecciones de noviembre pasado, aumenta la represión sometiendo a procesos judiciales falsos, sin las mínimas garantías legales y constitucionales.
Como mujeres y organizaciones comprometidas con los derechos humanos, la libertad de conciencia y la democracia no podemos callar ni permanecer indiferentes. Desde esta Tribuna Internacional Feminista demandamos a las autoridades de Nicaragua:
• Que liberen inmediatamente a las 14 mujeres presas políticas, junto a la liberación de las 170 personas presas políticas.
• Mientras permanecen en encarcelamiento político, que todas las personas sean tratadas de acuerdo a los principios jurídicos de las personas privadas de libertad y acaben todas las formas inhumanas de maltrato y tortura.
• Que a las personas de la tercera edad y con enfermedades crónicas, se les dé inmediatamente la medida cautelar de casa por cárcel.
• Que anulen los juicios y condenas en su contra, carentes de legalidad y garantías constitucionales, que pretenden convertir en delitos sus derechos a la libertad de pensamiento, expresión, organización y demanda de justicia.
A la comunidad internacional demandamos su empatía y beligerancia para seguir acompañando al pueblo a encontrar una salida pacífica a la dolorosa crisis sociopolítica, económica y humanitaria que sufre Nicaragua.
¡ VIVAS Y LIBRES LAS QUEREMOS !

ADHESIÓN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Además