Se teme suicidio de irano-británica presa

Nazanin Zaghari Ratcliffe, trabajadora irano-británica de una organización benéfica y presa de conciencia, condenada a cinco años de cárcel, escribió a su esposo una carta de suicidio y, el 13 de noviembre, se declaró en huelga de hambre. Amnistía Internacional teme por su salud física y mental.

La presa de conciencia irano-británica Nazanin Zaghari Ratcliffe, directora de proyectos de la Fundación
Thomson Reuters, organización benéfica que promueve el progreso socioeconómico, el periodismo independiente y el Estado de derecho, consideró en octubre la idea del suicidio, tras haber sido condenada cinco años de prisión el 6 de septiembre. Su esposo, Richard Ratcliffe, ha dicho a Amnistía Internacional que su salud física se ha deteriorado y que está tan baja de ánimo que, en octubre, le escribió una carta de suicidio. El 13 de noviembre se declaró además en huelga de hambre para expresar su desesperación ante la perspectiva de no ser puesta jamás en libertad. Estaba tan mal que las autoridades le concertaron una visita de urgencia de su familia el 18 de noviembre. Durante la visita, su madre se desmayó al ver lo delgada que se había quedado desde su encarcelamiento. Nazanin Zaghari Ratcliffe accedió a poner fin ese mismo día a su huelga de hambre por el bien de su hija, de dos años. En la prisión ha venido sufriendo palpitaciones, visión borrosa y dolores en las manos, los brazos y los hombros Aunque ha ido dos veces al centro médico de la prisión de Evin de Teherán, donde está presa, no ha recibido atención médica adecuada.

Nazanin Zaghari Ratcliffe fue detenida por funcionarios del Departamento de Inteligencia de la Guardia Revolucionaria el 3 de abril en el aeropuerto Imán Jomeini de Teherán y recluida en régimen de aislamiento durante 45 días. No tuvo acceso a un abogado, a pesar de que la interrogaron reiteradamente, hasta tres días antes del inicio del juicio, que tuvo lugar el 14 de agosto ante la Sección 15 del Tribunal Revolucionario de Teherán. Actualmente está a la espera de la sentencia de apelación. En agosto, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria dijo que su detención era arbitraria y pidió a las autoridades iraníes que la dejaran en libertad de inmediato y le reconocieran el derecho exigible a una indemnización.

Las autoridades iraníes han anunciado este año que la detención de Nazanin Zaghari Ratcliffe está relacionada con su participación en una red de blogueros encarcelados en 2014 y 2015 por asistir a cursos de periodismo.

El 15 de junio, la Guardia Revolucionaria iraní publicó una declaración en la que señalaba que Nazanin Zaghari Ratcliffe había “participado en la concepción y realización de proyectos informáticos y mediáticos dirigidos al derrocamiento blando del gobierno”.

PDF.

Fuente: AI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *