Se ha celebrado el I Congreso Mundial de Mujeres Gitanas: Reflexiones para el debate

Coorganizado por el Instituto de Cultura Gitana y Ministerio de Cultura junto con el Consejo de Europa y otras administraciones como el Instituto de la Mujer, Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, Ministerio de Exteriores y de Cooperación, Junta de Andalucía, Instituto Andaluz de la Mujer, Ayuntamiento de Granada, Diputación de Granada y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Granada, durante los días 23, 24 y 25 de octubre de 2011 tendrá lugar en Granada el Congreso Mundial de Mujeres Gitanas. Se trata de un evento de suma importancia ya que, aunque ha habido otros encuentros internacionales, éste será el primero con representatividad universal. Está previsto que acudan unas 200 mujeres gitanas de diversos países europeos, incluido España, además de una pequeña representación de otros continentes. El congreso analizará los nuevos retos de las mujeres gitanas en el siglo XXI, especialmente la lucha por la igualdad desde la identidad gitana. Este congreso contribuirá a la construcción de espacios de ciudadanía que fomenten la participación de las mujeres gitanas en la vida social y política

Las mujeres gitanas no han avanzado en libertades y derechos del mismo modo que aquellas que no lo son. El peso de la tradición y sus costumbres ha sido una dificultad añadida en su camino hacia la igualdad que, sumado a la discriminación racial, les ha situado en gran desventaja.
Muchas mujeres gitanas viven ancladas a la familia y a una tradición mal entendida, en la que estudiar o acceder al mundo laboral es aún un reto. Una situación que varía mucho no sólo según los continentes, sino dependiendo de los países y, dentro de ellos, en función incluso de la localización geográfica.
La importancia de la cultura como motor del cambio de la mujer gitana, el feminismo gitano, el liderazgo, la reivindicación de la mejora de situación de mujeres desfavorecidas, la proyección de mujeres destacadas en diferentes disciplinas artísticas serán algunos de los temas que no pueden obviarse en este Congreso Internacional de Mujeres Gitanas.
El Instituto de Cultura Gitana es una Fundación del sector Público Estatal promovida por el Ministerio de Cultura de España, uno de los fines de la entidad es la proposición de acciones dirigidas a lograr la convivencia armónica entre los distintos grupos y culturas que conforman nuestra sociedad, preservando que en las mismas se tenga en cuenta la igualdad de oportunidades, la igualdad de trato, la igualdad de género y la no discriminación de la población gitana.
Este próximo Congreso supone un gran esfuerzo organizativo y de investigación. La imagen inicial debe equilibrar el pasado histórico de las mujeres gitanas pero sobre todo, los nuevos retos en el siglo que vivimos. Por ello se presentará una canción simbólica cuyo título – Sin miedo a la libertad – refleja el nuevo tiempo cultural y político en el que vivimos. Esta canción será cantada por conocidas artistas gitanas.
El Congreso se ha centrado en cuatro grandes áreas de trabajo:
■Situación actual de las mujeres gitanas por continentes. Identidades Culturales
■Mujer gitana y Derechos Humanos. Autonomía personal y grupal de la mujer gitana
■Aportación de la cultura gitana a las culturas nacionales
■Mujer gitana y ciudadanía: participación social y política

DESCARGAR LAS REFLEXIONES PARA EL DEBATE

WEB DEL CONGRESO

Declaración del Primer Congreso Mundial de Mujeres Gitanas

Nosotras, las mujeres gitanas llegadas de diferentes partes del mundo para la Conferencia Internacional de las Mujeres Gitanas y Primer Congreso Mundial que tiene lugar entre los días  23-25 de octubre de 2011 en la ciudad de Granada (España)  hemos debatido sobre los acontecimientos inquietantes que afectan a las comunidades gitanas, especialmente los relacionados con las mujeres gitanas y los niños gitanos  en Europa.

Expresamos nuestros miedos por el crecimiento de diferentes formas de anti-gitanismo que han aumentado en los últimos años en toda Europa. Las mujeres gitanas son más vulnerables a las variadas formas de violencia, desalojos forzosos y a las dificultades económicas. Cada vez son más marginadas en la sociedad siendo  chivas expiatorias  y sufriendo  agravios en su dignidad como personas. Los derechos básicos como el reconocimiento de la condición jurídica de las mujeres romaníes y la ciudadanía se les niega o se aborda de una manera inadecuada.

Las mujeres romaníes desempeñamos un papel crucial en situaciones de crisis. Somos vulnerables en situaciones de riesgo. Porque las estrategias de la comunidad no siempre son amigables, debemos tomar un papel activo en la prevención de los conflictos y en la solución de los mismos.

Rechazamos prácticas perjudiciales como el matrimonio anticipado / arreglado / forzoso, el depósito de novias, las pruebas de virginidad y la discriminación por  identidad de género que siguen produciéndose en determinadas comunidades romaníes de toda Europa. Estas prácticas no solamente violan los derechos humanos fundamentales, sino que están impidiendo el desarrollo individual y comunitario. Las mujeres gitanas en la reunión recordamos que la pobreza extrema, la discriminación y la exclusión refuerzan aún más estas prácticas. Consideramos que la solución  es el reconocimiento  de los  derechos humanos y el desarrollo de la educación, especialmente en las niñas, luchando adicionalmente contra la pobreza y la discriminación.

Consideramos que la situación de los derechos humanos de nuestros niños, mujeres y jóvenes que viven de la mendicidad debe abordarse sin demora. La mendicidad no es ni nuestra cultura ni nuestra ocupación tradicional. Es más bien la cultura de la pobreza, el desempleo crónico, la discriminación y la exclusión. Nuestra recomendación es que los gobiernos implementen medidas de prevención y desarrollo, absteniéndose de aplicar sanciones punitivas, porque el objetivo debe ser integrar a los niños y jóvenes en los sistemas de educación normalizados favoreciendo, igualmente, que sus padres accedan al mercado laboral en toda Europa. Por lo tanto,  el papel de la sociedad civil  debe ser  presionar a los gobiernos a que cumplan sus obligaciones de  conformidad con  los tratados internacionales y europeos y asegurarse de que las mujeres romaníes puedan disfrutar de sus derechos fundamentales.

Las mujeres romaníes queremos manifestar  que el desconocimiento de los hechos históricos de los gitanos en general y de las  romnia (mujeres gitanas) conduce al racismo, sobre todo en las generaciones jóvenes y / o percepciones negativas y anti-gitanismo. Los gobiernos son responsables de proveer las herramientas y mecanismos para que  la historia de los gitanos sea conocida y enseñada  en la educación  como parte de la  historia nacional de los respectivos países.

Manifestamos que los derechos humanos de nuestros niños y su derecho al desarrollo, en particular, se ve seriamente amenazado por la desproporcionada representación de los niños romaníes en clases de educación especial en algunos países de toda Europa. Las mujeres gitanas reiteramos a los gobiernos la necesidad de  revisar los criterios nacionales por  los cuales los niños son colocados en clases de educación especial. Igualmente se deberán tomar medidas junto con los padres para iniciar un proceso de desactivación y denuncia  del ingreso de  niños gitanos  internados en instituciones de disminuidos psíquicos.

Manifestamos nuestro apoyo a las  mujeres romaníes en la República Checa, Eslovaquia y Hungría que aún no han obtenido  el reconocimiento público y las indemnizaciones sobre la práctica de esterilizaciones forzadas a las que fueron sometidas. Los gobiernos deben tomar medidas concretas para indemnizar a las víctimas, sancionar a los responsables y asegurarse de que dichas  prácticas contra las romnia y otras mujeres han desaparecido en  Europa. Hacemos un llamamiento  a la solidaridad de otras mujeres y grupos de apoyo a víctimas de esterilización forzada en su difícil situación y en su lucha por el reconocimiento de estas prácticas producidas en diferentes países.

Reconocemos el impulso político creado  en la Unión Europea a través de la aprobación de legislaciones en el  marco de la UE tendentes a la  integración de los gitanos a nivel nacional y hacemos un llamamiento  al reconocimiento específico de las mujeres romaníes que deberá ser abordado en conjunto o por separado con la cuestión gitana en general, debiendo formar parte de  las prioridades establecidas por la UE.

Reconocemos la necesidad de autonomía de movimiento de las mujeres romaníes, que permita una hoja de ruta para el desarrollo de la comunidad con un fuerte enfoque de derechos humanos. En el futuro, queremos trabajar juntos definiendo una estrategia de las mujeres romaníes en Europa  ratificada por los gobiernos de todo el Consejo de Europa y los Estados miembros, con el apoyo de instituciones europeas e internacionales. Esta estrategia debe centrarse en el reconocimiento de la  discriminación múltiple e intersectorial que sufren  las mujeres romaníes  en la lucha por la integración, y así promover y proteger la igualdad y la no discriminación siendo esta lucha el soporte de las sociedades democráticas.

Las mujeres gitanas reunidas en esta Conferencia Mundial estamos decididas a iniciar un proceso político para el empoderamiento de las  romnia  y comprometemos a los gobiernos, organizaciones internacionales y otras partes interesadas a proporcionar los mecanismos adecuados  para el desarrollo de una estrategia europea y mundial  de las mujeres romaníes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.