Protesta ante el Consulado de Guatemala en Valencia: Contra el feminicidio estatal, sororidad internacional

Acceder al álbum completo.

#FueelEstado

Manifiesto Perifèries:

El pasado 8 de marzo, mientras millones de mujeres marchaban en todo el mundo reivindicando sus derechos, en Guatemala más de 40 niñas morían calcinadas en el “Hogar Seguro Virgen de la Asunción”, institución estatal destinada a albergar a víctimas niñas y adolescentes de diferentes tipos de violencia (física, psicológica, sexual, económica). El día anterior, las niñas y jóvenes habían intentado escaparse juntas, después de denunciar abusos sexuales, maltratos físicos y torturas cometidas por parte de los responsables de la Institución. Por esta rebeldía y por defender el derecho a una vida libre de violencia, especialmente libre de violencia sexual, las niñas y jóvenes fueron castigadas con la muerte.

Repudiamos este crimen deleznable y nos unimos a la denuncia de las organizaciones feministas guatemaltecas que lo califican de Femicidio Institucional, ya que son agentes del Estado en funciones quienes están involucrados, y quienes en vez de proteger y garantizar una vida digna a las niñas y jóvenes, han sido partícipes y cómplices de la violencia extrema y de la muerte de las mismas.

En un modelo político y económico patriarcal y de acumulación, que necesita de cuerpos que pueden ser desechados y utilizados, las mujeres y las niñas son sistemáticamente agredidas, violadas y asesinadas.

La muerte de estas niñas muestra, una vez más, la acción directa del Estado contra la vida de mujeres y niñas empobrecidas, racializadas, de clases populares, de ascendencia indígena y campesina. Esto no es casual y no es un episodio aislado: se trata de la violencia sistemática, el menosprecio por la vida y el genocidio al que son sometidas las mujeres y los pueblos originarios en Guatemala.

Ante esta violencia que ha sido transversal a la historia del país y que hunde sus raíces en la larga noche colonial, juntamos nuestras voces a todas las voces de denuncia y a las muestras de solidaridad que recorren Guatemala y el mundo, asumimos como nuestras las exigencias de las diferentes organizaciones demandando VERDAD, JUSTICIA, REPARACION, Y LA NO REPETICION.

Para ello EXIGIMOS:

– Que se investiguen con la debida diligencia los hechos acontecidos en el “Hogar Seguro Virgen de la Asunción”, y se diluciden las responsabilidades de todo el personal del Hogar, así como de las instituciones públicas que conforman el Sistemade Protección Integral de la Niñez.

– Acciones inmediatas para proteger a las niñas sobrevivientes, y la exigencia al Organismo Judicial de que se les trate en calidad de testigos protegidos para una obligada investigación sobre trata y abuso de niñas y niños y crímenes de lesa humanidad.

– Garantizar a sobrevivientes el debido cumplimiento de sus derechos, así como los cuidados y protección correspondientes a los hechos traumáticos que sufrieron.

– La creación de un observatorio multilateral, para garantizar que estos crímenes no se sigan cometiendo, en este mismo momento, ni se perpetúen, así como la revisión de “centros de protección” similares para comprobar la situación en la que se encuentran las menores.

Expresamos nuestro sentimiento de dolor, rabia e indignación, por las violencias ejercidas sobre las menores y manifestamos nuestra solidaridad y condolencias a las familias y al pueblo de Guatemala.

¡LAS NIÑAS NO SE TOCAN, NO SE VIOLAN, NO SE QUEMAN, NO SE MATAN!

“NO FUE UN ACCIDENTE ¡FUE UNA EJECUCIÓN!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *