Premi Dones Progressistes 2012 a la Marxa Mundial de Dones Valencia: molt, però molt, merescut

Presentació a cárrec de Mª Luisa Moltó Carbonell mebra de L’Institut Universitari d’Estudis de la Dona

És un gran plaer i honor tindre la oportunitat de lliurar a la Marxa Mundial de Dones de Valencia el premi Dones Progressistes 2012 en la 20ª edició.
La meua satisfacció es doble. Personal així com institucional. A nivell personal, vaig heretar de la meua predecessora en el càrrec de directora de l’IUED, Isabel Martinez Benlloch, una estreta relació de col•laboració amb la Marxa. Per a mi, més que una nova relació va ser un rencontre amb velles amigues y companyes del moviment feminista dels anys 70. Jo havia pres un descans de militància a peu d’obra i em vaig trobar un grup de Dones renovat, posat al dia en les seues formes de actuació, com correspon al segle XXI, i ple d’energia per avançar en la lluita de les dones per la igualtat. El seu recolzament com antiga militant em va permetre fer una integració suau, de manera espontània i coherent amb les meues circumstàncies actuals, molt diferents de les del segle passat. Mai oblidaré la seua estima i acompanyament.
A nivell institucional, per part de l’IUED, compartir este important premi amb la Marxa, podria considerar-se com una fita en la trajectòria de col•laboració del IUED en les Jornades organitzades per la Marxa des de l’octubre del 2000. Les jornades de la Marxa son i han sigut un espai de reflexió al voltant d’uns objectius clars de lluita contra la pobresa i violència cap a les dones, que va ser el leit motiv de la marxa internacional de dones de Canada. El 17 d’octubre del 2000, s’organitzava la primera manifestació a València i a Nova York, entre d’altres llocs, per a presentar davant Nacions Unides les reivindicacions de les dones.
No voldria acabar sense destacar la capacitat de lideratge amb vocació universal de la Marxa Mundial Dones de Valencia. El fet que una comissió de la Casa de la Dona, que va constituir-se com a grup de Dones de la Marxa Mundial València en 1999, porta ja més de 10 anys treballant per la construcció de un món més just e igualitari és tot un èxit que avui celebrem lliurant el premi de Dones progressistes. Vull també destacar la forma de treballar de la Marxa, cridant l’atenció en els processos més que en els resultats. No obstant això, la llista de coses aconseguides és llarga. Per tant, la Marxa Mundial Dones de València ha consolidat una forma de fer política feminista que és un exemple a seguir, en especial per la seua capacitat de fer de ciment del moviment feminista del País Valencià.
Agraïment del Premi per part de la Marxa
AGRADECIMIENTO
Queridas hermanas, amigas y compañeras de militancia feministas:
Nos encontramos aquí, en esta fiesta, desfilando por esta inexistente alfombra roja y ataviadas con nuestras mejores galas, para recibir este Premio, Oscar o Goya Feminista que como cada año otorgan Mujeres Progresistas. Como Marxa Mundial de Mujeres de Valencia, nuestras palabras al recibir el premio sólo pueden ser de AGRADECIMIENTO y ORGULLO.
Agradecimiento, en primer lugar, a las convocantas del premio; hermanas, amigas y compañeras de lucha por la igualdad, la equidad y la justicia social. Camino que se hace más grande cuando las feministas somos capaces de apoyarnos, reconocernos mutuamente, reconocer nuestro trabajo y darnos valor y poder las unas a las otras.
Por ello, estas gracias en voz alta a Mujeres Progresista quieren ser un juego de espejos. Vuestro reconocimiento hacia la labor de la Marxa refleja vuestros propios méritos, vuestras ganas, ganas de todas nosotras, de seguir día a día haciendo del feminismo lo que es: una revolución para que las mujeres recuperen la voz, la mayor del siglo XX. que posibilite a las mujeres una vida digna, sin subordinaciones ni imposiciones patriarcales.
En este punto, nos gustaría señalar que por razones obvias, es una lástima que Mujeres Progresistas, nunca vayáis a recibir este Premio. Lo sentimos porque sinceramente os lo merecéis tanto como nosotras. Como se lo merecen todos los grupos feministas de Valencia con quienes hemos compartido tediosas reuniones de la Coordinadora, organizaciones del 8 de Marzo, Jornadas Feministas, jolgoriosas manifestaciones y otros miles de actos o festivas noches de vino, rosas y celebración. De esto último, como la mayoría sabéis, cada vez menos.
La identidad personal y, también la grupal, depende en gran manera de quienes tenemos al lado, porque sólo existimos de forma colectiva. Así que este Premio es también de todos los grupos de mujeres: hermanas, amigas, compañeras de militancia, por todo lo que hemos sido y somos capaces de hacer.
El Premio es, al trabajo de todos los grupos, a las redes que hemos ido tejiendo juntas y que han multiplicado nuestras acciones, nos han dado visibilidad y capacidad de coordinación y actuación. Queremos dejar constancia de que la página web de la Xarxa feminista del País Valencià, por ejemplo, no sería posible si no creyerais en ella, si no enviarais vuestras propuestas, si no respondierais a las nuestras, igualmente, si no la utilizáramos para sintonizarnos y hacernos más fuertes.
Cuando, con aires del Caribe, conectamos por primera vez con la Marcha Mundial en el otoño de 1999 y vimos su logo con todas aquellas mujeres representadas en distintos colores que avanzaban cogidas de la mano, supimos que el objetivo y sentido de crear un nuevo grupo era precisamente ese: hacer lo posible para marchar unidas, cada una con su propio color, pero superando fobias y filias.
En aquel tiempo Presen Saez llevó esta idea hasta sus últimas consecuencias y nos enseñó que un entramado de relaciones feministas basadas en lo personal y lo afectivo es posible. Ella nos lego un importantísimo mensaje: unirnos en los acuerdos y minimizar los desacuerdos.
Mª Amparo Rubio hizo lo propio, estaba convencida de que con todas las feministas, se puede conectar y trabajar conjuntamente. En este caso, lo suyo no era ingenuidad, sino sabiduría
De Pepa Pont heredamos el empeño en la utilización de las nuevas tecnologías de la información y comunicación. Entendía que la web era crucial para que el feminismo tuviera una sola voz hecha de tonos distintos. Se trataba de otra forma más de ser sujetas políticas en mayúscula y de manifestar nuestra propia autónoma y forma de entender otro mundo posible para las mujeres y para la humanidad en general.
En todos estos años, en la Marcha muchas hemos compartido ideas y acciones semejantes: Ame, Marga, Elvira, Mª Jesús, Sus, Inma, Encarna Martinez, Encarna Signes, Gemma, Cruz, Lola, Eulalia, Roser. Todas somos merecedoras del reconocimiento que hoy nos otorgan Mujeres Progresistas. Las mareas violetas tienen estas cosas: están formadas por miles de gotas que vienen y van, y todas son igualmente importantes para dar vida y movimiento a las olas.
Hemos dicho al empezar que, en este acto, queremos manifestar nuestro agradecimiento, pero también nuestro ORGULLO. Así que para finalizar queremos que este Premio simbolice que para una generación de mujeres se han terminado las relaciones basadas, como decía Adrianne Rich en las mentiras, los secretos y los silencios impuestos por el patriarcado.
Estamos orgullosas de ello, de disfrutar de este tiempo de sororidad o de hermandad femenina que hemos sabido tejer basándonos en las alianzas, el apoyo mutuo y la confianza entre mujeres en pro de nuestra propia emancipación. Que tiemblen las fratrias o hermandades masculinas que nos controlan y someten como dice Rosa Cobo.
Estamos orgullosas también, de formar parte de una tradición ginecéntrica, basada en el valor y la autoridad que nos otorgamos, como en este caso, unas a otras. Se trata de otra forma más de “Insurrecció feminista contra els múltiples atacs patriarcals”.
Muchas Gracias a Todas
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Además