Orden europea de protección

Imagine a la víctima de un crimen a la que se concede protección en un Estado miembro, pero que después se traslada a otro país de la UE. Hasta ahora, su protección no llegaba más allá de la frontera; el martes, las comisiones de Libertades Civiles y de Derechos de la Mujer del PE abrieron el camino hacia una orden europea de protección, que permitirá a las víctimas seguir protegidas en toda la Unión Europea. Las ponentes son las españolas Carmen Romero (PSE) y Teresa Jiménez-Becerril (PPE).

«Es un gran día para las mujeres europeas», declaró tras el voto la responsable del informe sobre el tema en la comisión parlamentaria de Libertades, la socialista española Carmen Romero. Subrayó que «es bueno contar con una orden europea protección para todas las víctimas, fundamentalmente mujeres, pero también para cualquier otro grupo que vea amenazada su integridad».
Por su parte, la ponente en la comisión de Derechos de la Mujer, Teresa Jiménez-Becerril (del grupo del Partido Popular Europeo), explicó que «la orden europea ayudará a los jóvenes, a mujeres que sufren tráfico de personas y a todo tipo de grupo de víctimas».
En toda la UE
En efecto, la orden se dirigirá a cualquier persona amenazada de forma que se ponga en peligro su vida o que dañe su dignidad o su integridad física o psicológica. Si el Estado miembro en el que reside esta persona dicta una orden de protección en el marco de un proceso criminal, ésta debería ser válida asimismo en el resto de países de la Unión Europea.
Criminal, no civil
La orden hace referencia, pues, a medidas de protección frente a un acto criminal, tales como una orden de alejamiento. Aunque en un principio fue concebida como una protección adicional para las víctimas de violencia de género, se aplicará a todas las medidas de protección en favor de víctimas (incluso potenciales) de actos criminales, sean de la naturaleza que sean, pero no de delitos de tipo civil.
También se aplicará a los familiares de la persona protegida, si las medidas de protección les incluyen. La orden europea de protección sólo se dictará si así lo solicita la persona a la que vaya dirigida (es decir, la que está amenazada). En cuanto a la persona contra la que se haya dictado la orden, se le ofrece la posibilidad de apelar para obtener una modificación de la medida.
Ref. : 20110930STO27999
Más información :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.