Marcha Mundial de las Mujeres cierra 5ª Acción Internacional conectando las regiones del mundo

Entre los días 12 y 17 de octubre, la Marcha Mundial de las Mujeres organizó el cierre de su 5ª Acción Internacional. Con la consigna «Resistimos para vivir, marchamos para transformar», la Acción ha marcado los 20 años de la MMM y organizado enfrentamientos y propuestas feministas, conectando las luchas locales y globales.

En los días 12 y 13, tuvo lugar un piloto de la Escuela Feminista, organizada por la MMM y otras organizaciones más, que se inaugurará en marzo del próximo año. «Es una oportunidad para aprender de todas, para constatar nuestras construcciones que se basan en las experiencias propias de luchas y defensas de nuestros territorios», dijo Sandra Morán, de MMM Honduras. «El sistema de múltiples opresiones nos afecta a todas pero a veces de diferente formas, estar juntas en un solo espacio nos ayuda a identificar cómo lo hace y encontrar las maneras de luchar y construir la alternativa global». Participaron más de 70 mujeres de más de 27 países del mundo.

En la semana, cada uno de los días fue dedicado a una región del mundo: África, Europa, Asia y Pacífico Sur, Medio Oriente y Norte de África, y Américas.

La lucha feminista en las regiones

En el día 12, mujeres de nueve países de África francófona han lanzado una corta y poderosa declaración en defensa de de la vida y de los territorios, contra el saqueo capitalista. «Nuestra salud y la de nuestra región, nuestro continente, y nuestro planeta, están interconectadas: lo que afecta a una afecta a la otra», dicen en el texto

En el 13, la Marcha Mundial de las Mujeres de Europa difundió su documento regional, sintetizando sus enfrentamientos a la crisis creada por el neoliberalismo en la región y al crecimiento de la extrema derecha.

Al día siguiente, de Asia y Pacífico Sur, las mujeres denunciaron el uso de la pandemia como excusa para abrir más puertas al poder de las corporaciones multinacionales y al endeudamiento. En Pakistán, las mujeres publicaron una carta abierta al gobierno, exigiendo la cancelación de la deuda del país con las instituciones financieras internacionales.

El día 15, la MMM de Medio Oriente y Norte de África celebró una reunión en línea para discutir la situación de las mujeres y la tierra en la región. En los territorios del Kurdistán, Líbano, Marruecos, Palestina y Túnez, la opresión contra las mujeres y sus pueblos toma la forma de apartheid y colonización, restricción de los derechos políticos y de la ciudadanía, desplazamientos forzados y especulación inmobiliaria urbana, como en el caso del Líbano, tras la explosión de Beirut. Las mujeres hablaron de su resistencia, su derecho a la autodeterminación, sus luchas colectivas.

El día 16, las mujeres de las Américas prepararon el foro virtual «Nuestro movimiento y la sostenibilidad de la vida en las Américas», con participación de compañeras de Quebec, Estados Unidos, México, Guatemala, Cuba, Venezuela, Bolivia, Perú, Brasil, Chile y Argentina, que hicieron intervenciones políticas, música e poesía. La actividad contó con el esfuerzo de la traducción en cuatro idiomas: inglés, español, francés y portugués. El contenido del documento regional de las Américas resulta de una síntesis programática, construida en un proceso de elaboración colectiva, en tres talleres realizados en los meses de julio y agosto, que también resultaron en una serie de tres podcasts con los aportes de las compañeras.

Lucha feminista y solidaridad por todo el mundo

Así como en todas las Acciones anteriores, el cierre internacional fue el 17 de octubre, Día Internacional de Lucha contra la Pobreza. En ese día, lanzamos la declaración de la 5ª Acción Internacional en texto y video, reuniendo voces de compañeras de todo el mundo. El video está disponible en español, inglés, francés y portugués.

Una transmisión en vivo de cierre contó con la participación de mujeres de todas las regiones donde está la MMMM, y se transmitió en español, francés y portugués. Las mujeres hablaron respecto a las resistencias feministas en sus territorios, enfrentando el capital y luchando en defensa de la vida. «Las mujeres de la región mantienen la lucha por un mañana mejor, en que los pueblos puedan vivir sin tiranía, con igualdad y autodeterminación», dijo Ruba Odeh, de Palestina. Según Nalu Faria, de Brasil, a lo largo de esta Acción Internacional «conectamos nuestros 20 años a la historia de las mujeres que luchan, que marchan desde hace mucho tiempo, participando de todas las luchas por la liberación».

Graça Samo, del Secretariado Internacional de la MMM, recuperó la historia de construcción del movimiento. «La fuerza de nuestro movimiento es un punto de partida para las alternativas para sostener a la vida en nuestras comunidades. Juntas, como movimiento, tenemos más capacidad de resistir a todas las formas de opresión», dijo ella.

Durante la actividad, se lanzó, en españo, inglés y francés, el video que reúne los mensajes de organizaciones aliadas de la MMM. La autoorganización y la construcción de alianzas estratégicas son apuestas políticas que acompañan a la Marcha Mundial de las Mujeres desde su inicio. En el video hay palabras de organizaciones internacionales, como la Vía Campesina y Amigos de la Tierra Internacional, y también de actuación regional, como MST, la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA), la Coalición contra el Tráfico de Mujeres, la alianza ecofeminista panafricana WoMin, y varias otras más.

Además, organizamos en el día 17 más 24h de Solidaridad Feminista. De las 12h a las 13h, las mujeres de la MMM hicieron acciones simbólicas alrededor del mundo, en las calles y en las redes. Van abajo algunos ejemplos:

En Suiza, se lanzó el libro Detrás de los muros, sobre la vida cotidiana de las mujeres migrantes durante la crisis de Covid-19. En País Vasco, la MMM organizó una acción simbólica denunciando las fronteras, las políticas migratorias y las transnacionales. En Portugal, las mujeres publicaron un manifiesto y un vide sobre la importancia del feminismo. En la Región Autónoma de los Azores, hicieron un tendedero de la resistencia, y también en Coimbra se reunieron para una acción simbólica. En Galicia, las actividades ocurrieron los días 16 y 18: una intervención en una plaza y una conferencia pública sobre la feminización de la pobreza.

En Francia se publicaron videos sobre ecofeminismo, violencia doméstica, migraciones y territorios, prostitución y mercantilización. En septiembre, un «Foro Feminista para Pensar el Mañana» reunió a más de 200 mujeres de diferentes regiones francesas. Para el proceso de cierre de la Acción, además de un taller sobre la Digitalización y las Mujeres, días 3 y 4, la MMM en Turquia realizó el día 17 un seminario sobre la soberanía alimentaria y la agroecología feminista. Las dos actividades pusieron la importancia de la resistencia de las mujeres y de los pueblos a la apropiación de nuestros bienes comunes por parte de las empresas transnacionales.

En México y Guatemala, se llevaron a cabo actividades de debate virtual. En Quebec, la Marcha lanzó una campaña con reivindicaciones en la lucha contra la pobreza, la violencia contra las mujeres y todas las formas de racismo y colonialismo y por justicia climática. En Honduras, la MMM se reunió para un conversatorio, con banderas de varias organizaciones que forman parte del movimiento. En Brasil, las mujeres organizaron distribuciones de panfletos y acciones de solidaridad, con donación de máscaras, alimentos y productos de higiene. En Perú, las mujeres producieronimágenes con citas de la declaración internacional y, en la región Macronorte, difundieron videos sobre economía feminista y solidaria y sobre la violencia y militarización en la pandemia.

En varias provincias de Mozambique y en Quenia, las mujeres se reunieron para actividades colectivas celebrando el cierre. En Costa de Marfil, grabaron un video contra la discriminación y en defensa de la tierra. En Filipinas, la MMM realizó un acto virtual sobre «El poder de las mujeres contra la explotación, el capitalismo y el autoritarismo», sometiendo una declaración en defensa de la vida de las mujeres ante el autoritarismo. La MMM se manifestó en Marruecos, Túnez, Kurdistán y Palestina en solidaridad y lucha.

Todas las actividades sumadas posicionaron la solidaridad como principio feminista y como práctica de lucha, vinculando las resistencias a las transformaciones. La 5ª Acción Internacional se cierra, pero la lucha feminista sigue, fuerte y permanente: resistiendo para vivir, marchando para transformar!

Fuente: MMM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.