Las geólogas españolas de estos tiempos (de 1950 a 2007): Vocacionales, trabajadoras y aún menos reconocidas

«Mi experiencia de geóloga me ha permitido detectar actitudes, sutiles y muchas veces inconscientes, de discriminación sexista en este medio profesional, donde poco a poco somos mejor admitidas pero los varones siguen detentando el poder. Por ejemplo me he sentido muchas veces menos escuchada y valorada que mis colegas hombres y en ocasiones más vulnerable que ellos en situaciones comprometidas como el solitario trabajo de campo en áreas peligrosas, o en laboratorios u oficinas aisladas.

Además he acumulado la experiencia aportada por la militancia en el movimiento feminista en Salamanca en los años de la Transición democrática (1975 a 1985) y la formación adicional necesaria para observar este mundo profesional con unos anteojos particulares (la perspectiva de género)…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.