La PPIINA advierte: una ampliación del permiso de paternidad insuficiente y mal diseñada

Los padres tendrán solamente 4 semanas (la cuarta parte que el permiso de maternidad), y no podrán quedarse al cargo de su bebé ni siquiera durante dos de ellas.

Según las últimas declaraciones del Gobierno, y tras 6 años de paralización, la Ley 9/2009, de ampliación del pe­­rmiso de paternidad a 4 semanas, entrará en vigor el 1 de enero de 2017. Pero la Ley 9/2009 mantiene una inaceptable desigualdad de derechos: a lo sumo los padres podrían disponer de 4 semanas para cuidar a sus bebés, la cuarta parte de las 16 que dura el permiso de maternidad.

La PPIINA recuerda que han pasado ya dos meses desde que el Pleno del Congreso de los Diputados demandara prácticamente por unanimidad los permisos iguales, intransferibles y pagados al 100%. Exigimos al Gobierno y a todos los grupos parlamentarios que sean consecuentes y tramiten con urgencia la Proposición de Ley de la PPIINA, que está completamente elaborada y lista para votarse. La ciudadanía no entenderá que el Parlamento convierta sus propias votaciones en papel mojado.

En segundo lugar, queremos advertir que la Ley 9/2009 tendrá un efecto negativo si se aplica tal como está ahora redactada, pues obliga a que las cuatro semanas sean ININTERRUMPIDAS. Dado que, salvo excepciones, los padres se toman ahora las primeras dos semanas a continuación del nacimiento o de la adopción, la actual redacción solamente les permitiría una prolongación de este periodo, sin poder utilizar esas dos semanas adicionales para sustituir a la madre cuando esta volviera a su puesto de trabajo.

Así, no se permitiría a las parejas turnarse para extender el tiempo del cuidado; no se concedería a los padres la opción de quedarse a cargo del bebé; y no se aliviaría la presión sobre las madres para que prolonguen su permiso de maternidad con excedencias o reducciones de jornada que les penalizarán en el empleo.

En definitiva, si no se cambia la redacción de la Ley 9/2009, esta extensión del permiso de paternidad a 4 semanas no significará un avance. Por el contrario, muchas empresas y personas considerarán un despilfarro que el padre permanezca en el hogar una vez recuperada la madre del parto.

La PPIINA ha venido advirtiendo de este problema a todos los grupos parlamentarios durante los últimos 7 años; y ahora es urgente solucionarlo. Para ello, debe permitirse la toma del permiso en dos bloques: las dos primeras semanas tal como hasta ahora, y las otras dos antes de transcurridos 6 meses. Basta cambiar “cuatro semanas ininterrumpidas” por “cuatro semanas, que podrán disfrutarse en dos bloques“.

Redacción actual (Artículo 1 de la Ley 9/2009):
El trabajador que ejerza este derecho podrá hacerlo durante el período comprendido desde la finalización del permiso por nacimiento de hijo, previsto legal o convencionalmente, o desde la resolución judicial por la que se constituye la adopción o a partir de la decisión administrativa o judicial de acogimiento, hasta que finalice la suspensión del contrato regulada en el artículo 48.4 o inmediatamente después de la finalización de dicha suspensión.

Debería cambiar a (subrayado lo que habría que añadir):
El trabajador o trabajadora que ejerza este derecho podrá tomarse las primeras dos semanas durante el período comprendido desde la finalización del permiso por nacimiento de hijo/a, previsto legal o convencionalmente, o desde la resolución judicial por la que se constituye la adopción o a partir de la decisión administrativa o judicial de acogimiento, hasta que finalice la suspensión del contrato regulada en el artículo 48.4 o inmediatamente después de la finalización de dicha suspensión. Las restantes dos semanas podrá tomárselas antes de que transcurran 6 meses desde el nacimiento, adopción o acogimiento.

De forma análoga habría que cambiar el artículo 2 que se refiere a la Función Pública

Desde la PPIINA seguimos trabajando por una sociedad en igualdad. Gracias a todas las personas que nos estáis ayudando a conseguir la reforma por los permisos iguales, intransferibles y pagados al 100%, y a impedir la reforma de los permisos transferibles que se está cociendo.

ley-2009-1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *