La estrategia de Sherezade por Rosa MuñizLa estrategia de Sherezade, por Rosa Muñiz

Rangina Hamidi y compañeras de Kandahar Treasure

A lo largo de mi vida como estudiante, trabajadora y empresaria he realizado numerosos cursos sobre estrategias empresariales para el éxito, para competir, para el liderazgo… “estrategia trébol”; ”estrategia del océano azul”… y he impartido formación sobre estas cuestiones, creía que sabía bastante, pues NO, aún me quedaba por conocer una estrategia y no, no me la han enseñado en una escuela de negocios, me la ha enseñado una MUJER, mi amiga Rangina Hamidi, os la presento y os cuento la “Estrategia de SHEREZADE”.Kandahar Treasure, “El tesoro de Kandahar”, es una empresa de mujeres, una cooperativa, fundada por Rangina Hamidi, una mujer afgana que desde que nació ha sufrido la opresión de los regímenes que han gobernado Afganistán. Rangina Hamidi, fundadora de Kandahar Treasure, huyó Afganistán en 1981, tenía tres años, durante la ocupación soviética se trasladó primero a Pakistán y en 1988 a Virginia, Estados Unidos. Rangina obtuvo la licenciatura en Ciencias Religiosas y Estudios y trabajó para el Instituto de Política Pública Internacional. Rangina regresó a Kandahar en el año 2003, con el compromiso personal de ayudar a liderar el cambio en Afganistán, asumiendo el liderazgo del Proyecto WIG, (generación de ingresos para la mujer) a través de AEC, (organización para el desarrollo social del sur de Afganistán), más tarde el proyecto se transformó en una cooperativa, una empresa viable, dedicada a la realización de artículos de decoración del hogar, manteles, prendas de vestir y accesorios adornados con el estilo afgano de bordado. Kandahar es un modelo exitoso de trabajo sostenible en un país en desarrollo. Kandahar Trasure es un verdadero tesoro en Afganistán.
Más del 90% de las mujeres en Kandahar son analfabetas, en una sociedad tradicionalmente conservadora y patriarcal, las mujeres se limitan a las tareas domésticas y cuidado de las hijas y los hijos, suelen estar confinadas a sus hogares, el analfabetismo y la restricción de movimientos contribuyen a la falta de acceso a la atención médica o información sanitaria básica, las mujeres que trabajan en Kandahar Treasure obtienen ingresos a través de la reactivación del bordado tradicional, estas mujeres son fundamentales para alcanzar derechos, libertad y lograr la paz en Afganistán.
Rangina es la voz de las mujeres afganas en el mundo, en las plataformas internacionales, la voz de las casi 300 mujeres cooperativistas de Kandahar Treasure, que armadas con agujas de coser hacen lo que mejor saben hacer: “bordar”.
Imagino que conoceréis a Scheherezade, la narradora del libro de cuentos árabe “Las mil y una noches”, por si no es así os la resumo en pocas palabras:
“La historia por capítulos cuenta que el sultán Shahriar desposaba una virgen cada día, y también que mandaba decapitar a la esposa del día anterior. Todo esto lo hacía en venganza, pues encontró a su primera esposa traicionándolo. Ya había mandado matar a tres mil mujeres cuando conoció a Scheherezade, pese a las protestas de su padre, Scheherezade pasó voluntariamente una noche con el rey. Una vez en las cámaras reales, Scheherezade le pidió al sultán el poder dar un último adiós a su amada hermana, Dunyazad. Al acceder a su petición y encontrar a su hermana, como secretamente había planeado Scheherezade, le comenzó a narrar un cuento durante toda la noche. Mientras Scheherezade narraba, el rey permaneció despierto y también escuchó con asombro la primera historia y al final le pidió otra, pero Scheherezade le dijo que ya no había tiempo pues ya estaba amaneciendo, entonces él la perdonó, pues la historia por venir parecía mucho más emocionante y así el rey conservó a Scheherezade viva mientras que pedía con impaciencia el anticipo de cada nueva historia, hasta que, después de mil y una noches de diversas aventuras, y ya con tres hijos, no sólo el rey había sido entretenido sino también educado sabiamente en moralidad y amabilidad por Scheherazade, que entonces se convirtió en su reina.”
La estrategia de Sherezade es la estrategia que han utilizado mujeres afganas como Rangina y sus compañeras de trabajo, una vieja/nueva estrategia “cada día te cuento algo… pero no te lo cuento todo, para que quieras, necesites, escucharme también mañana”. Esto es lo han hecho las mujeres de Kandahar Treasure, trabajar día a día en silencio, poco a poco, haciéndose un poco más libres, más fuertes, educándose.., alcanzando metas, logrando un mayor bienestar no solo para ellas, sino también para sus familias y para el resto de las mujeres afganas. El trabajo silencioso, a veces oculto de estas mujeres, está cambiando el mundo, está haciendo un mundo mejor.
Gracias a la estrategia de Sherezade, ya han pasado más de 1001 noches, y días, tras el burka, encontramos esperanza, Nuevos tiempos para las mujeres afganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.