La Economía Social facilita el acceso de la mujer a puestos de responsabilidad en las empresas. Un estudio analiza el fenómeno de ‘techo de cristal’ en el sector

Las fórmulas jurídicas de Economía Social facilitan que las mujeres accedan y promocionen a puestos de responsabilidad y, que desde estos puestos, definan un modelo de gestión en el que la empresa se entiende como un espacio en el que se conjuga lo personal, lo social y lo empresarial.

Ésta es la principal conclusión del estudio ?Análisis del Techo de Cristal y Establecimiento de un Modelo Equitativo de Gestión Empresarial?, cuya elaboración ha coordinado CEPES Andalucía, con la colaboración de la Dirección General de Economía Social y Emprendedores de la consejería de Economía, Innovación y Ciencia, con un doble objetivo: analizar el fenómeno de ?techo de cristal? en las empresas de Economía Social; y estudiar las formas de gestionar femenina y masculina en este sector con la finalidad de definir recomendaciones destinadas a establecer un modelo equitativo de gestión empresarial.
Según la investigación, que ha sido elaborada por Antropológica S. Coop. And., el colectivo femenino encuentra en los principios y valores de la Economía Social el medio idóneo para desarrollar un modelo de gestión empresarial más acorde con una visión femenina, al tiempo que supone una base para su intervención en el ámbito público y en las actividades políticas.
Junto a estas conclusiones, el estudio determina la necesidad de romper con los arquetipos de género que vinculan a las mujeres con el espacio doméstico; evidencia que las exigencias laborales en los cargos de responsabilidad son elementos creadores de ?techo de cristal?; y pone de manifiesto que existen estrategias diferentes para la promoción a puestos de responsabilidad en función del sexo.
De forma complementaria, el documento ofrece una serie de recomendaciones destinadas a eliminar el ?techo de cristal? en las empresas, impulsar a las mujeres a los puestos de dirección y establecer un modelo equitativo de gestión dentro de la Economía Social. Entre estas propuestas destacan la necesidad de visibilizar y consolidar como referente social el trabajo y el modelo de la mujer empresaria consolidada; potenciar la construcción colectiva de un modelo de gestión empresarial que tenga en cuenta las características diferenciales de las mujeres; fomentar la participación activa de los hombres en el trabajo reproductivo; incorporar a la vida de las empresas la maternidad y la paternidad de las personas que trabajan en ellas; fomentar la diversidad de sexo en las empresas; y tener en cuenta el trabajo reproductivo en la definición del puesto de trabajo en los cargos de responsabilidad.
Para llegar a estas conclusiones, el estudio ha tratado de identificar cuáles son los elementos que han impulsado y facilitado la incorporación de las mujeres a la gerencia y a los puestos de responsabilidad dentro de las empresas de Economía Social en Andalucía, así como los costes personales que ha supuesto para ellas el acceso a estos puestos. Asimismo, el documento analiza las estrategias y comportamientos que estas mujeres han desarrollado para mantenerse en estos cargos de responsabilidad; y ha identificado aquellas medidas de gestión equitativa que actualmente se realizan en las empresas de Economía Social.
Metodología de la investigación
La elaboración del estudio se ha basado en la realización de entrevistas, grupos de discusión y talleres de trabajo participativo guiados, en los que han intervenido hombres y mujeres pertenecientes a empresas de Economía Social afiliadas a entidades de CEPES-A. Las personas participantes, que tienen unas edades comprendidas entre los 25 y los 60 años, son de clase social media, y en su mayoría con estudios de secundaria o universitarios. Además, las tres cuartas partes de las mismas han permanecido más de seis años en sus empresas, ocupando cargos de gestión, principalmente la presidencia o la gerencia de sus organizaciones.
En cuanto a los criterios que se aplicaron para seleccionarlas, se trató de que estas personas perteneciesen a empresas de Economía Social de diferentes fórmulas jurídicas; tanto de ámbito rural como urbano; con representatividad de todas las provincias andaluzas; y pertenecientes a diferentes sectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.