Irán: ¡Detengamos la siniestra campaña de represión contra las mujeres!

Yasaman Aryani, de 24 años, condenada a 16 años de cárcel por repartir flores a otras mujeres y promover el abandono del velo.

En los últimos meses, las mujeres en Irán han sido protagonistas de pequeños gestos, tan valientes como arriesgados. En abril, Yasaman Aryani, su madre Monireh Arabshahi y otras activistas se quitaron el velo y repartieron flores en el metro de Teherán. Varios vídeos llenaron las redes sociales y su gesto se convirtió en toda una declaración de intenciones.

A los pocos días, Yasaman fue detenida, llevada a un lugar desconocido e interrogada. Su madre, Monireh, fue detenida un día después cuando intentaba saber qué había sido de su hija. Ambas han sido condenadas a 16 años de cárcel, tras un juicio injusto, en el que ni siquiera se les permitió el acceso a sus abogados y en el que el presidente del tribunal las gritó e insultó.

Ojalá un día podamos caminar juntas tú con el hijab y yo sin él

se oye decir a Yasaman mientras regala una flor a una pasajera con velo

En los últimos años, el movimiento de rechazo a las leyes del velo obligatorio en Irán ha llevado a mujeres y niñas, y también a algunos hombres, a protagonizar valientes actos de desafío en defensa del derecho de las mujeres a decidir qué llevar sin temor a ser hostigadas, agredidas, amenazadas o encarceladas.

Actos que han provocado una siniestra campaña de represión que debe parar. Firma para lograrlo, exige la liberación de estas mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.