Irán: Deben permitirse a mujer encarcelada las visitas de su hijo de 2 años

ai

Miembros de la Guardia Revolucionaria Iraní han presionado a Nazanin Zaghari Ratcliffe, trabajadora irano-británica de una organización benéfica y presa de conciencia, para que decida entre tener a su hija de dos años con ella en la prisión hasta tres días a la semana y firmar un documento donde renuncia al “derecho a estar con su hija”.

La presa de conciencia Nazanin Zaghari Ratcliffe, trabajadora irano-británica de una organización benéfica, dijo a su esposo el 25 de noviembre que miembros de la Guardia Revolucionaria la habían presionado para que decidiera entre tener a su hija de dos años, Gabriella Ratcliffe, consigo en la Sección 2A de la prisión de Evin hasta tres días a la semana y firmar un documento donde renuncia al “derecho a estar con su hija”. No hay instalaciones adecuadas para niños y niñas dentro de la prisión de Evin. En la última conversación que mantuvo por teléfono con su esposo, el 2 de diciembre, dijo que ninguna de las opciones le parece aceptable, por lo que pide a las autoridades que le permitan recibir más visitas periódicas de su hija: una de un día entero o dos de medio día a la semana. En la actualidad sólo se le permite una visita de una hora a la semana. Las autoridades parecen querer obligarla a tomar esa decisión con la errónea intención de contrarrestar lapublicidad negativa que provoca el hecho que esté separada de la niña. Nazanin Zaghari Ratcliffe ha sufrido un grave deterioro de su salud física y mental, y en octubre escribió a su esposo una carta de suicidio.

Fue condenada a cinco años de prisión en septiembre, tras un juicio injusto ante un tribunal revolucionario de Teherán, que la declaró culpable de falsos cargos relacionados con la seguridad nacional. Su familia desconoce aún los cargos exactos. En artículos de medios informativos oficiales se indica que fue declarada culpable debido únicamente a su trabajo profesional con fundaciones de medios de comunicación y asociaciones benéficas radicadas en el Reino Unido. En el momento de su detención, en abril, cuando estaba de vacaciones en Irán, era responsable de proyectos de la Fundación Thomson Reuters y se ocupaba de gestionar proyectos de capacitación en medios de comunicación y periodismo en países como Líbano, Jordania, Marruecos y Myanmar y de preparar solicitudes para recaudación de fondos. En los medios informativos oficiales se ha dicho que era “espía” de la Fundación y que ésta vela por los intereses de Estados occidentales promoviendo la democracia al “estilo occidental” en países en desarrollo y facilitando a su vez “la erosión de las culturas y tradiciones locales”. Amnistía Internacional tiene entendido que la Fundación Thomson Reuters no tiene proyectos en Irán. En junio, el director del departamento de justicia de la provincia de Kerman dijo que Nazanin Zaghari Ratcliffe había “llevado a cabo actos contra la seguridad del país durante la sedición de 2009 [refiriéndose a las protestas celebradas tras las elecciones presidenciales] mediante la creación de varios sitios web y con campañas en los medios de comunicación”. Estas acusaciones están basadas únicamente en el trabajo que realizó hace siete años en Londres como auxiliar administrativa en BBC Media Action para un proyecto de capacitación de jóvenes periodistas en Afganistán e Irán.

ACCEDER A LA CAMPAÑA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *