Hoy es el día mundial de las niñas. Ayer fue el día mundial de la vergüenza, por Mª Ángeles Bustamante Ruano

Estudiar, estudiar,…parece algo simple, un derecho conseguido; pero NO. Hay muchos lugares del mundo donde es imposible. A veces es por pobreza, otras veces es por miseria, otras veces es porque se destinan todos los recursos al hijo varón; pero otras veces es por fanatismo, integrismo, o lo que es lo mismo por misoginia pura y dura. Entre demasiados ejemplos, esa es la realidad de las niñas de Afganistán o de Pakistan. Ayer fue tiroteada Malala Yousufzai, solo tiene 14 años. Su único pecado es ser una lideresa con un tamaño de la tierra a la luna y el sol. Su único pecado es querer estudiar. Su único pecado es querer estudiar sin miedo.

Ante este hecho no puedo más que decir que el dolor que siento no tiene limites; pero la admiración no se puede expresar con palabras. Una admiración sin límites hacia Malala Yousufzai y otras muchas niñas anónimas que se juegan la vida, la integridad física y psíquica por aprender, por saber, por estudiar.

¿Por qué se ha dado dinero para construir escuelas y no se ha hecho?

¿Por qué se supone que la guerra iba a “liberar” a las mujeres y las ha sumido en un agujero todavía más inmundo?

¿Por qué no se impone de una vez por todos los “derechos humanas” a todos estos países, creencias, ideologías, religiones,…que piensan que no somos nada más que un receptáculo, que no somos más un trozo de carne, que no somos más que una mercancía a vender, que no somos nada.

Mi dolor es grande; pero mi vergüenza es mayor:

  • Cómo es posible que todos estos países pertenezcan a organismos internacionales, organizaciones, …sin respetar los derechos de las NIÑAS y las MUJERES. ¿CÓMO?
  • Cómo es posible que el resto de integrantes lo permitan. Y se reciban a Jefes, Reyes, etc. con honores. ¿Qué honores?.

Ya está bien, no hay que esperar que a una niña con nombre y apellidos le intenten volar la cabeza para reclamar todo esto. ¿En qué mundo vívimos?. De hecho, hasta en los países supuestamente democráticos los derechos de niñas y mujeres están siendo recortados.

Muchas gracias Malala Yousufzai por avergonzarnos con tu sabiduría.

No lo olvides nunca: “El mundo será feminista o no será”; pero ayer, hoy y siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.