Federación Rusa: Libertad para Pussy Riot

Año y medio después, dos de las tres condenadas aún siguen en prisión ¡Actúa!

Hace más de un año desde que comenzara el juicio contra Maria AlekhinaNadezhda Tolokonnikova Ekaterina Samutsevich, integrantes del grupo punk ruso Pussy Riot, detenidas en febrero de 2012 por interpretar una canción protesta en una catedral ortodoxa de Moscú. En agosto de 2012 fueron condenadas a dos años de prisión, acusadas de “vandalismo por motivos de odio religioso”.

Actualmente, Maria y Nadezhda, que son madres de niños de corta edad, cumplen penas de cárcel en colonias penitenciarias conocidas por su brutalidad. A ambas se les denegó el aplazamiento de la condena hasta que sus hijos cumplan 14 años. A las dos se les denegó también la libertad condicional y el pasado mes de julio fueron rechazadas sus apelaciones. Por su parte, Ekaterina está en libertad vigilada desde octubre de 2012.

 El caso de las integrantes de Pussy Riot, sus denuncias y sus condenas no son sino un ejemplo de alguno de los abusos a los derechos humanos que se comenten en Rusia. Ellas afirman que en sus letras protestan, entre otras cosas, por la falta de transparencia política, la persecución sufrida por la oposición y la represión de la libertad de expresión y reunión en Rusia. Para Amnistía Internacional son presas de conciencia, condenadas únicamente por expresar sus opiniones pacíficamente

 No se puede encarcelar a nadie por expresar sus ideas de manera pacífica. Tanto Maria como Nadezhda deben ser puestas en libertad, de manera inmediata e incondicional.

¡ACTÚA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.