Exposición «La ciudad de las mujeres. Fotografías, espacios y género»

Organizada y producida por el Vicerrectorado de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, con la colaboración de la Fundació General de esta institución académica y el Ayuntamiento de Valencia, la exposición ‘La ciudad de las mujeres’ propone, a través del trabajo de siete mujeres fotoperiodistas del colectivo ‘Objectives’, pensar la ciudad como espacio político desde una perspectiva de género, enfrentándose así a la persistente exclusión femenina del público y reivindicando la condición de ciudadanía que han conquistado las mujeres.

A lo largo de los siete proyectos, que en esta ocasión sobrepasan el lenguaje fotográfico para descubrir otros, como la instalación audiovisual, el vídeo o la cartografia, por ejemplo, las autoras narran múltiples historias mediante diferentes mujeres y espacios: sus recorridos, sus acciones diarias…, y se detienen para reflexionar sobre su papel en la vida política, la vida pública, su territorialidad y su representación en el espacio urbano.

‘La ciudad de las mujeres. Fotografía, espacios y género’ es el tercer proyecto de mujeres fotoperiodistas del colectivo ‘Objectives’, después de ‘Diversas. Historias de Mujeres’, que se exhibió en el Claustro de La Nau en 2015, y ‘DonesxDones’, una muestra-homenaje a las mujeres trabajadoras del Mercado Central que acogió en 2014 este edificio singular de la ciudad de Valencia.

Las fotoperiodistas y sus propuestas
Eva Máñez (‘Valencia Plaza’, FAV y ‘El Temps’), Consuelo Chambó (‘freelance’), Provi Morillas (‘Levante-EMV’), Eva Ripoll (‘freelance’), Amparo Simó (diario ‘Marca’ y ‘freelance’), Raquel Abulaila (Diputación de Valencia) y Marga Ferrer (‘360gradospress.com’ y ‘freelance’) son las siete fotoperiodistas autoras del proyecto ‘La ciudad de las mujeres’, que una de ellas, Eva Máñez, describe como una “reflexión desde el feminismo sobre la influencia del territorio en las mujeres y, a su vez, de estas sobre aquel”.

Decenas de fotografías en diferentes formatos, instalaciones audiovisuales, vídeos e, incluso, un gran mapa son los recursos o las herramientas que han elegido estas profesionales para contar cada una su historia sobre mujer y ciudad.

Raquel Abulaila, que ha titulado su trabajo ‘Transpassant fronteres’, revela la compleja realidad del colectivo transexual y transformista que ejerció la prostitución; Provi Morillas, con ‘La soledad de los números’, ha preferido hacer una gran metáfora sobre la ausencia de la mujer frente al paisaje urbano y denunciar así diferentes problemáticas discriminatorias de la esfera pública; Amparo Simó, con el proyecto ‘A través del espejo’, se centra en los únicos espacios segregados que quedan en la ciudad: los baños públicos, para lo que utiliza el lenguaje más actual, el selfi o el autorretrato; Marga Ferrer, con el trabajo ‘Mujeres rurales: Corazón, pulmones y economía’, se adentra en el espacio rural de la huerta o la Albufera que rodea la capital, un entorno tradicionalmente masculino; Consuelo Chambó, con ‘Ella = Ella’, hace un recorrido por el día a día cotidiano de dos mujeres con vidas muy diversas: una de ellas, una prestigiosa abogada, se dirige cada mañana a la majestuosa Ciudad de la Justicia, mientras la otra, en el paro, visita a la misma hora las oficinas del Servef en busca de un trabajo remunerado; Eva Máñez, con el proyecto ‘Cabanyaleres. Cartografía de los sentimientos de las mujeres del Cabanyal’, recorre los sentimientos y las vivencias de estas mujeres en su lucha contra la planificación urbana que ha deteriorado y degradado, junto con la especulación, este barrio; y, por último, Eva Ripoll, con ‘Píxel a píxel he reconstruido mi corazón’, se centra en las mujeres artistas, su creatividad y la necesidad de estas mujeres de conquistar nuevos espacios.

El blog de ‘Objectives’
‘Objectives’, colectivo de mujeres fotoperiodistas, está presente en Internet a través del blog http://donesobjectives.com/, que funciona también como cuaderno de bitácora de todas sus experiencias artísticas y profesionales, e incluye toda la información sobre este proyecto y los dos anteriores: ‘Diversas. Historias de Mujeres’ y ‘DonesxDones’.

¿Qué propone?
La ciudad de las mujeres propone pensar la ciudad como espacio político desde una perspectiva de género frente a la lectura estandarizada y la persistente exclusión femenina de lo público subrayando la condición de ciudadanía que han ido conquistado las mujeres.
Existe una larga tradición desde la ciudad utópica de Christine de Pizan en el libro La ciudad de las damas que han querido celebrar a través de sus objetivos en la que las mujeres han contribuido a la constitución de la ciudad a pesar de ser privadas de los espacios públicos de decisión y de poder cuestionando así la separación espacial que se había construido como esencial a la estructura urbana.
Como en el libro la exposición reúne a diferentes mujeres y narraciones a medida que se anudan los relatos de otras que con sus recorridos, sus acciones diarias y su participación han contribuido al desarrollo de la práctica de los derechos políticos, y con sus saberes han modificado y repensado los espacios públicos conformando su territorialidad y su representación en el espacio urbano.
El análisis de la sexualidad en la ciudad plantea las contradicciones visibilidad/ocultamiento inherentes en el espacio urbano. En este sentido el trabajo de Raquel Abulaila, Trans pasando fronteras, nos revela la compleja realidad del colectivo transexual y transformista sobre el que pesa un doble estigma, por lo que se hace necesario recordar que existe una diversidad de formas de vida, reconocerles su voz y su agencia en  lo público.
Esta contradicción también es planteada en el trabajo de Provi Morillas, La soledad de los números, que nos habla metafóricamente de la ausencia de la mujer frente al paisaje urbano poniendo de relieve las diferentes problemáticas discriminatorias de la esfera pública.
En la serie de Amparo Simó, A través del espejo, se muestra la existencia de uno de los espacios segregados en que se conforman los lugares de la ciudad, los baños públicos, que son un ejemplo de cómo se ha promovido la división de espacios que ha sido medular al contrato socio-sexual.
Sobre el suelo de la ciudad convergen muchas historias territoriales, cuestiones que Marga Ferrer con Mujeres rurales: Corazón, pulmones y economía, expone al tratar el espacio rural y los diferentes papeles de algunas de sus protagonistas en un entorno tradicionalmente masculino.
El trabajo de Consuelo Chambó, Ella = Ella, visibiliza los recorridos cotidianos de dos mujeres que con sus diferentes condiciones de vida traza la diversidad de las mujeres en donde se subvierten los discursos estereotipados que circulan en el espacio público.
Existen otros espacios en que las mujeres han tenido una cierta visibilidad, la cartografía audiovisual de Eva Mañez,Cabanyaleras. Cartografía de los sentimientos de las mujeres de El Cabanyal, nos muestra los sentires y vivencias de las mujeres del Cabanyal que han cuestionado los problemas de planificación urbana y el deterioro de los barrios degradados por la especulación urbanística.
En esta tradición de ciudadanía activa hay mujeres artistas que ha retratado Eva Ripoll, Píxel a píxel he reconstruido mi corazón, en que afirma la presencia de estas en el campo de la creatividad, una creatividad que tradicionalmente les ha sido negada proclamando así la conquista de un espacio propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.