“Esencialismo y antiesencialismo: deconstruir y construir” por Mª Ángeles Bustamante R.

Quisiera empezar señalando que no considero el feminismo/los feminismos como algo disperso, cercano a un departamento estanco, más bien todo lo contrario, están muy vivos y en continua evolución, quizás este punto sea una de las grandes ventajas/desventajas del movimiento feminista desde su inicio.
También es importante destacar que el feminismo/los feminismos, tienen una faceta política y social fundamental, pero también personal, de vivencia interna y externa, como se señalaba en los años 70: “Lo Personal es Político”, pero en este punto podríamos añadir sin miedo a equivocarnos que Lo Político también es Personal. En esta línea el esencialismo como el antiesencalismo han aportado y aportan argumentos y teorías interpretativas de lo que sentimos, padecemos, conseguimos, mejoramos o estamos pendientes de mejorar absolutamente útiles y validas. El problema fundamental detectado en ambos es que son dicotómicos, en ciertos aspectos casi irreconciliables. Esto verdaderamente es un problema porque todo lo dicotómico tiende a largo plazo, o no tan largo plazo, a supuestas verdades absolutas.
LEER COMPLETO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.