Doce activistas pertenecientes al movimiento por la justicia social, Mujeres de Zimbabue, ¡en pie! (WOZA), han sido detenidas injustificadamente

Doce activistas pertenecientes al movimiento por la justicia social, Mujeres de Zimbabue, ¡en pie! (WOZA), han sido detenidas injustificadamente en la comisaría de policía de Bulawayo Central. Su arresto está relacionado con su participación en una marcha pacífica para conmemorar el Día Internacional de la Paz en Bulawayo, la segunda ciudad más importante del país. Algunas de ellas tienen problemas de salud.

El 21 de septiembre, la policía de Bulawayo hizo un uso excesivo de la fuerza para disolver una marcha pacífica celebrada en conmemoración del Día Internacional de la Paz de Naciones Unidas. La marcha había sido organizada por el movimiento por la justicia social WOZA. Al menos 14 activistas resultaron heridas y necesitaron tratamiento médico, y 12 integrantes de WOZA, entre ellas las dirigentes Jenni Williams y Magodonga Mahlangu, fueron detenidas y trasladadas a la comisaría de policía de Bulawayo Central. Según informes, ambas tienen problemas de salud después de las operaciones médicas a las que han sido sometidas en las últimas semanas. El 22 de septiembre, la policía acusó a 10 de las detenidas de «alteración delictiva del orden público», e informaron a Jenni Williams y Magodonga Mahlangu de que las acusarían de «secuestro y robo».
Amnistía Internacional considera que las 12 activistas detenidas son presas de conciencia, arrestadas únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión; un derecho garantizado por la constitución de Zimbabue y por los tratados internacionales de derechos humanos, incluida la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, y la Declaración Universal de Derechos Humanos.
Las activistas de WOZA llevan tiempo enfrentándose a continuos arrestos y detenciones arbitrarias por participar en manifestaciones pacíficas en las que se denuncian asuntos de justicia social que afectan a las mujeres y sus familias en Zimbabue. Las integrantes de WOZA ya han sido sometidas en otras ocasiones a torturas y otros malos tratos bajo custodia, y se les ha negado el acceso a representación letrada, comida, agua y asistencia médica necesaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Además