De visita en la Nau

El pasado miércoles fui a ver la exposición de la cual os hable la última vez: Invisibles, les altres dones?. Os he de decir que me encantó. Para mi tiene dos partes, una de retratos y otra de momentos de la cotidianidad. Todas la fotografías son preciosas y muy directas.

Creo que es fundamental que se hagan exposiciones fotográficas así. Primero, por la gran calidad de las mismas, así como el tratamiento de la realidad que se hace en ellas. Y segundo, porque visibilizan a mujeres que en muchas ocasiones están muy estereotipadas en el imaginario popular. Esto permite reflejar la diversidad existente en el mundo real. Creo que hay que fomentar más la diversidad como valor. Un valor necesario y muy enriquecedor, que serviría de profiláctico frente a racismos, sexismos, y demás -ismos que en el mundo son.

A continuación, os pongo las palabras de la autora Susi Artal, que para mi son absolutamente esclarecedoras y comprometidas. Además deciros que tanto la invitación, el poster como la presentación de la exposición están muy cuidadas y son muy bonitas:

Ese mismo día, dos mujeres jóvenes me interceptaron en la calle, para preguntarme si quería participar en un sondeo de opinión sobre un nuevo lavavajillas. Normalmente me gusta participar en encuestas y sondeos por dos razones, primero porque esas personas se ganan la vida así. Y, a veces, es difícil encontrar un trabajo. Segundo, porque me gusta sondear el tratamiento del tema sobre el que me preguntan. Bueno la cosa es más o menos así: me explican concisamente el sistema, sobre lo que me van a preguntar y además, el hombre joven que me encuesta me va diciendo a grosso modo las preguntas para que no tenga que leer en profundidad algunas de ellas que son larguísimas. De repente, me llevo una desagradable sorpresa, solo están sondeando a mujeres. Pregunto por qué y nadie me da una razón. Yo se cual, sexismo. ¿Acaso solo friegan los cacharros las mujeres?, ¿acaso solo compran lavavajillas las mujeres?, ¿acaso solo podemos hablar de colores de lavavajillas y escogerlos las mujeres?, ¿acaso… Ante estas preguntas, yo les indico que no suelo ir a comprar casi nunca por razones de salud y, porque la verdad, no me ha gustado nunca. Aún así no les parece relevante, como soy mujer, debe de ser que llevo el chip incorporado. Como veis queda muchísimo por hacer.

El edificio de la Nau es en si mismo una joya:

Universidad LA NAU 1

Universidad LA NAU 2

7 comentarios en “De visita en la Nau”

  1. Anonymous

    Si es que aún queda muchísima gente que habría que darle una buena fregada con el Fairy hija de mi vida, pero bueno, aunque lento, parece que ya vamos progresando, por suerte ya hay muchos anuncios que están pringando en la cocina, limpiando etc. hombres y mujeres, besosssssssss.
    Sarita.

  2. Muxica

    Yo tengo dos hijos, tienen sus compañeras de vida, cuando vienen a casa no les permito a ellas que entren en la cocina. Que sean ellos… ya me toco a mi eso de acompañar a la suegra a fregar mientras él leía la prensa.
    hago lo que puedo, y con mis hombres lo voy consiguiendo.
    Un beso

  3. Lady Read

    Me parece genial, el ejemplo es lo mejor. El normalizar las cosas, el cambiar los roles. Eso es lo fundamental.

    Un biquiño chispita.

  4. jobu

    A ver si puedo pasarme la semana que viene a ver la exposición que está semana he estado liado que no veas. Aquí todo el mundo más contento con el cacharro nuevo y yo que no le veo la gracia.

  5. Anonymous

    Interesante. Como me dijo una vez una mujer tremendamente sabia «los cambios son lentos, muy lentos, pero al menos llegan». Seguiremos al pie del cañón.

    Rebe

    (Prima, es que pasada la Navidad vuelve a mi el optimismo).

  6. Lady Read Morgan

    Maravillosa frase, la guardaré en mi colección. Un beso muy grande. Te quiero.

    P.D. felicidades, ha acabado la Navidad. Te espero en Fallas, porque vamos a quemar Valencia este año.

    Un beso.

    Mari.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.