Carta abierta a Pepa Bueno

Carta abierta dirigida a Pepa Bueno, programa hoy por hoy de la Ser.

Querida Pepa Bueno, el pasado día 5 de septiembre en tu programa hoy por hoy, junto aun par de colaboradores hablasteis de pasada del tema Juana Rivas. Nos sorprendió y sobre todo nos decepcionó profundamente el tratamiento que le disté is a una cuestión tan grave como es la situación de tantas mujeres y sobre todo tantas criaturas víctimas de violencia de género, de las que este caso es un doloroso ejemplo a quienes la justicia no solo no les auxilia sino que les castiga. Esperábamos de ti, precisamente de ti otro tratamiento de la noticia.

Estamos en un momento que nos obliga a actuar para consegu ir urgentemente cambiar esta situación que, desde la aprobación de la ley contra l a violencia hacia las mujeres, ha ido creciendo y provocando una contundente reacción contra los derechos humanos de mujeres y de sus hijos e hijas, desconocida antes. Y a ello ha contribuido, de manera decisiva, la justicia que con toda propiedad llamamos patriarcal.

La custodia compartida IMPUESTA es la medida reina del machismo que los jueces y juezas se han dedicado en aplicar sin el menor pudor en todos los casos en nombre de la sacrosanta igualdad y utilizando para ello ese engendro sin categoría científica llamado SAP. Se han prestado a ello sin las más imprescindibles herramientas de conocimiento, tanto de ellos como de todos los operadores, sin recursos, sin modificar el procedimiento judicial para adaptarlo a una materia que no trata de juzgar la existencia de un cheque sin fondos, que lo que se juzga existe no solo antes de acudir al juzgado, como ocurre en todo lo demás, sino que también existe durante y después del procedimiento,etc. Sí, nos concedieron derechos pero, como dice Ana Rubio, notenemos garantías.

Pues bien Pepa, lo que ha hecho Juana Rivas sale del ámbito de lo estrictamente jurídico. No se trata de unas u otras leyes (ahí está el art 13 del Convenio de La Haya que lajueza de Granada no ha querido aplicar) no se trata de si las sentencias haya que cumplirlas o no, no es un análisis jurídico lo que está en juego. Este asunto ha salido de ese ámbito para convertirse en un acto político de resistencia ante la injusticia, ante el resultado de la interpretación completamente sesgada de la igualdad que vienen haciendo los jueces en su inmensa mayoría por el denodado empeño en negar la perspectiva de género como categoría analítica en Derecho.

Y es desde ahí, Pepa, es desde donde se hace necesario analizar esta cuestión si no queremos que sea gratuito tanto sufrimiento de ella y todas l a miles de Juanas que viven este mismo calvario, queremos que nuestros derechos gocen de las garantías que los hacen posibles.

Los medios de comunicación, excepto honrosas excepciones, no han estado a la altura, pero tampoco tú has tratado de investigar algo más. Por eso en nombre de la cercanía que siempre te hemos dispensado y del déficit en los medios que las mujeres padecemos y más las expertas feministas te pedimos que dediques un e spacio para dar voz a algunas de las grandes profesionales expertas con las que contamos.

FIRMADA POR EL MOVIMIENTO FEMINISTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *