Las muchas cárceles para las mujeres, por Mª Ángeles Bustamante Ruano

lugar a dudas el burka o el niqab son carceles para las mujeres como los

Sin lugar a dudas el burka o el niqab son carceles para las mujeres como los monasterios para las monjas de clausura, como el riesgo de violación que impide la libertad de movimientos para todas nosotras en no pocas ocasiones, como otras muchas infamias propias de una sociedad patriarcal cien por cien sexista. Entonces ¿qué hacemos?, pues luchamos por los derechos humanos y “humanas” (es decir, también para las mujeres), luchamos por un modelo alternativo de sociedad y de vidas, en la que la libertad sea real y no falsa, por esta razón yo soy feminista. Pero, ¿esto es lo que quieren los y las del PP?, pues no, lo que quieren es ganar votos con planteamientos xenófobos.

¿Es xenófobo pedir que no existan estas humillaciones y exclavitudes?, no, es xenófobo decir que se han de adaptar a nuestras costumbres, ¿cuales son nuestras costumbres?, los toros, la paella, la peineta, las procesiones, …NO, se han de adaptar a nuestro estado de derecho y, por tanto, a poder ejercer los derechos fundamentales, tal como se ha de adaptar cualquier otra mujer u hombre sea cual sea su origen , religión, etc.

¿Hemos de luchar contra la violencia contra las mujeres?, sí, pero contra todas las violencias que padecemos, ayudando y dando opciones para conocer otros modelos alternativos de vida, de ser, de entender el mundo,…por lo que no creo que prohibir que las mujeres salgan de casa sea la solución, por lo que no creo que multarlas sea la solución, por lo que no creo que mandarlas a su país por inadaptación a la cultura sea la solución (entre otras razones porque muchas son españolas de origen o por haber adquirido la nacionalidad) y, porque además, está comprobado que muchas mujeres inmigrantes se empoderan con la migración y el contacto con sistemas (más) democráticos. La solución es la aplicación real de los derechos fundamentales, de la ley orgánica para la igualdad efectiva de mujeers y hombres, de la ley integral contra la violencia de género, del código penal, pero NO contra ellas, sino a favor de ellas.

No al burka, no al niqab, no a la violencia contra las mujeres, sin disculpas, sin discursos falsos y engañosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.