6 de febrero, Día Mundial de la Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina

La comunidad internacional celebra hoy el día Mundial de la Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina, bajo el liderazgo de la Unión Africana, y el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y UNICEF.

La ONU estima que tres millones de mujeres y niñas corren cada año el riesgo de ser víctimas de este antiguo flagelo. La práctica tiene efectos inmediatos y a largo plazo y constituye una clara violación de los derechos fundamentales de las personas que la sufren.

Es causa de infertilidad, infecciones crónicas, relaciones sexuales dolorosas, y provoca complicaciones durante el embarazo y el parto.

Según el UNFPA, Senegal es el primer país africano que se acerca a la erradicación de la ablación femenina, un ritual de iniciación que se realiza en algunos países de África y el Medio Oriente.

Esa práctica comprende la extirpación total o parcial de los genitales externos femeninos, en ocasiones con poca higiene, por motivos culturales o no terapéuticos.

Mapas de la Mutilación Genital Femenina (MGF-ablación)

::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Fuente de la foto: Salud s. XXI

Qué es la MGF:

La excisión o circuncisión femenina es también conocida como mutilación genital femenina (MGF) es la ablación o eliminación de tejido de cualquier parte de los genitales femeninos por razones culturales, religiosas o cualquiera otra no médica. Es una forma de violencia contra la mujer, por el hecho de ser mujer. Es violencia de género, paradójica por la intervención de las mujeres, bien consintiendo, bien realizando las prácticas, pero propia de sistemas de dominación patriarcales en los que es el hombre el que impone y decide lo que debe ser, sometiendo a las mujeres al deber de obediencia.[1 

Es un ritual de iniciación en origen realizado a las niñas de algunos países de África, Oriente Medio y otros. La costumbre es de procedencia incierta, aunque hay algunas versiones que afirman que comenzó en el antiguo Egipto y a partir de allí se extendió al resto del continente africano. Aunque se localiza sobre todo en la zona centro-africana, esta práctica no se limita al continente africano, pues se sabe que esta práctica también ocurren en varios países de Asia, Europa, Australia e incluso América.[2]

Origen:

Practicada en muchos casos como rito de iniciación a la edad adulta, actualmente este motivo está disminuyendo debido a la prohibición de su realización en muchos países. En algunos casos se recurre a tradiciones religiosas para argumentar en su favor, pero lo cierto es que este tipo de mutilación está prohibida en el Islam.[3]

La pérdida casi total de sensibilidad es la principal consecuencia para las afectadas, con el añadido trauma psicológico. Hay mujeres que mueren desangradas o por infección en las semanas posteriores a la intervención, ya que se realiza casi siempre de manera rudimentaria, a cargo de curanderas o mujeres mayores, y con herramientas no muy ortodoxas como cristales, cuchillos o cuchillas de afeitar y nunca en centros sanitarios.

A la ablación se le conoce con distintos nombres:

  • Infibulación y escisión, son expresiones comunes al procedimiento empleado para efectuar la mutilación.
  • Mutilación genital femenina (MGF), que es la expresión oficial utilizada para referirse a esta práctica por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Definición:

La ablación sexual es la mutilación de parte de los genitales externos femeninos para evitar sentir placer sexual, con la finalidad de que pueda llegar virgen al matrimonio, puesto que si no es de ese modo, la mujer puede ser rechazada. También se realiza para evitar la supuesta promiscuidad de la mujer y asegurar que solamente tenga hijos con el marido.

 Tipos de ablación

Existen varios tipos de ablación:

  • Amputación del prepucio del clítoris (circuncisión), pudiendo extirparse en parte o en su totalidad el clítoris (clitoridectomía).
  • Otra forma consiste en la escisión o mutilación total o parcial del prepucio del clítoris y los labios menores, conservando solo los labios mayores.
  • La infibulación es la forma más agresiva, y consiste en la extirpación del clítoris y labios mayores y menores. Después del acto, hay un cosido de ambos lados de la vulva hasta que esta queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina. La infibulación también se le puede llamar circuncisión faraónica.

Descripción de una Clitoridectomía

El informe de Amnistía Internacional para concienciar de los malos tratos a las mujeres daba la cifra de 120 millones de mujeres clitoridectomizadas, y de tres millones de niñas por año en veintiocho países diferentes:[4]

Sientan a la niña desnuda, en un taburete bajo, inmovilizada al menos por tres mujeres. Una de ellas le rodea fuertemente el pecho con los brazos; las otras dos la obligan a mantener los muslos separados, para que la vulva quede completamente expuesta. Entonces, la anciana toma la navaja de afeitar y extirpa el clítoris. A continuación viene la infibulación: la anciana practica un corte a lo largo del labio menor y luego elimina, raspando, la carne del interior del labio mayor. La operación se repite al otro lado de la vulva. La niña grita y se retuerce de dolor, pero siguen sujetándola. La anciana enjuga la sangre de la herida y la madre, así como las otras mujeres, «verifica» su trabajo, algunas veces introduciendo los dedos. La cantidad de carne raspada de los labios mayores depende de la habilidad «técnica» de quien opera. La abertura que queda para la orina y el flujo menstrual es minúscula. Luego, la anciana aplica una pasta y asegura la unión de los labios mayores mediante espinas de acacia, que perforan el labio y se clavan en el otro. Coloca tres o cuatro a lo largo de la vulva. Estas espigas se fijan con hilo de coser o crin de caballo. Pero todo esto no basta para asegurar la soldadura de los labios; por eso, a la niña la atan desde la pelvis hasta los pies. Le inmovilizan las piernas con tiras de tela.

Práctica ilimitada:

Según las estadísticas, la práctica de la ablación afecta en la actualidad alrededor de unas 135 millones de mujeres y niñas en el mundo. Se cree que cada vez se practica a niñas con una edad mucho menor quienes sufren la mutilación para evitar que puedan juzgar la práctica por sí mismas al ser mayores.

Europa

El aumento de la inmigración ha llevado esta práctica a Europa. La mutilación genital femenina, en cualquiera de sus modalidades, se encuentra penada por la ley en los principales países de dicho continente con algunas excepciones como Italia o Irlanda. No obstante, aunque existen en algunos países europeos con normativas legales de control sobre el permiso de salida para las niñas en situación de riesgo por este tipo de costumbres, hay denuncias de que medio millón de mujeres y niñas han sufrido la MGF en Europa en los últimos tiempos, incluso en centros sanitarios bajo cuerda.

 África

La embajadora de la Organización de las Naciones Unidas contra la ablación, la ex modelo somalí Waris Dirie, quien sufrió infibulación a los 5 años, ha conseguido que ésta práctica sea ilegal en algunos países africanos, aunque se siga practicando de hecho. Unicef, en un informe, afirma que esta práctica se puede eliminar en una generación si hay un esfuerzo cultural.

La ablación es una costumbre extendida en una amplia región de África, donde es practicada indistintamente por musulmanes, cristianos, y animistas.[5]

América

Colombia

Ha despertado gran interés y sorpresa el hecho de que en fechas recientes, se encontraron claras evidencias de que la práctica de la ablación se ha difundido a tribus indígenas de la etnia Emberá-chamí que habitan en el suroccidente de Colombia. El hecho quedó en evidencia por las denuncias de autoridades a cargo de la defensa de los derechos humanos y la muerte de niñas indígenas por infecciones producto de operaciones quirúrgicas llevadas a cabo en precarias condiciones de asepsia.

Las autoridades indígenas, agremiadas en la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, pidieron que no se adelantaran juicios sin conocer las realidades de las costumbres locales y alegaron el derecho de los pueblos indígenas a su autodeterminación. El asunto fue objeto de un profundo debate, pues quienes abogaban por la defensa de los derechos de la mujer, que consideran violados con la mutilación (MGF), insistieron que tal autodeterminación no puede estar por encima de lo dispuesto en la Constitución Nacional de Colombia, norma que prima sobre cualquier otra en el ámbito nacional y en ella se prohíbe claramente este tipo de prácticas.

Finalmente y como consecuencia de la intervención de la Diputada Martha Cecilia Alzate, que realizó el Primer Foro en las Américas sobre la mutilación genital femenina, con la presencia de las autoridades indígenas y expertos internacionales, se adelantó un programa de intervención con apoyo gubernamental y del Fondo de Población de las Naciones Unidas, dentro del cual, las mujeres emberá chamí se comprometieron a erradicar dicha práctica.[6] [7

El Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina es el 6 de febrero.[8] Agence France-Presse, actualizado: 01/05/2012 Muere una bebé por ablación de clítoris en comunidad indígena de Colombia

Una recién nacida murió después de que se le practicara la ablación (extirpación) del clítoris en un resguardo indígena del oeste de Colombia, informaron el martes las autoridades locales, que mostraron su sorpresa por este caso.

Referencías:

  1. ver video Canal Universidad a Distancia[1]
  2. Aproximación antropológica a la práctica de la ablación o Mutilación genital femenina
  3. Denny, Federico Mathewson (2001), «La circuncisión», en McAuliffe, Dammen Jane, Enciclopedia del Corán, 1, A-D, Leiden: Brill, pp. 366-367]
  4. Diario El Mundo, 7 de marzo de 1995. España
  5. Estadísticas de Religión Internacionales Reales
  6. El Diario del Otún (19). «Emberas acogen erradicar ablación en sus mujeres». Consultado el 18 de junio de 2010.
  7. El Tiempo (23). «No habrá más ablación femenina en los embera-chamíes.». Consultado el 23 de noviembre de 2010.
  8. Amnistía Internacional

Referencias externas:

Fuente: Wikipedia

::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Más información en LRM CIDII

::::::::::::::::::::::::::::::::::

Día Internacional de Tolerancia Cero contra la mutilación Genital Femenina-Médicos del Mundo

Julia Moreno y Guillermo Algar.- Según la Organización Mundial de la Salud, en los 28 países de África Subsahariana y Oriente Medio donde se practica la Mutilación Genital Femenina, hay unos 130 millones de niñas y mujeres que han sido víctimas de esta práctica.

Cada día 6.000 niñas de entre 4 y 10 años son mutiladas según Unicef aunque la prevalencia varía mucho de un país a otro. Aunque desde finales de los 80 se comenzó a prohibir en muchos de estos estados, actualmente sigue siendo una práctica extendida que conlleva altos riesgos para la salud física y psíquica de las mujeres y niñas que la sufren.

Con la mutilación, la mujer es sometida y ve alterada su sexualidad de manera grave. Supone una violación de derechos fundamentales. Sin embargo, en los países en los que se practica, la MGF entra dentro de la esfera cultural y por ello es objeto de respeto al considerarse una tradición.

La presencia en España de familias africanas procedentes de diversas culturas donde se practica ha puesto de relieve la necesidad de desarrollar estrategias de actuación para su prevención. Muchas personas recordarán el juicio en Alcañiz a una pareja gambiana por practicar la ablación a su hija. La otra cara de la moneda son Aissatou, Fatima, Isatou y Bai; mujeres africanas que colaboran como mediadoras en un programa de prevención de la mutilación genital femenina que impulsamos en Aragón, Cataluña y Navarra.

Las mediadoras africanas son clave para acceder a las familias y desmontar, poco a poco, los mitos que sustentan la práctica de la ablación. En primer lugar su trabajo es fundamental para conseguir evitar que las familias que viajan realicen ablaciones a sus hijas durante su estancia en los países de origen.

La ablación se considera beneficiosa para sus hijas y la sienten íntimamente ligada a su identidad social y cultural. En su comunidad les dicen: “tus hijas no se casarán”, “no será una buena mujer y no tendrá un futuro”… El peso de la presión social y el enfrentamiento con las familias en los países de origen sigue vigente.

Para enfrentarse a estas situaciones, las mediadoras ofrecen a la familia un compromiso preventivo cuando van a viajar, un documento mediante el que se comprometen a proteger a sus hijas en los países de origen y a hablar con sus familiares.

En segundo lugar estas mujeres hacen ver a las madres las consecuencias que la MGF ha tenido para su salud y comienzan a cuestionarse practicarla a sus hijas. Y finalmente, con el apoyo de imanes implicados en el programa, ayudan a desmontar la supuesta relación entre religión y MGF que el Corán no contempla.

Este proyecto pionero en España mereció el reconocimiento del Ministerio de Sanidad y a través de este premio se reconoció la labor de estas mujeres valientes y audaces que han dicho basta ya y están ayudando a otras muchas a cambiar algo que nunca debió ser.

Nuestro trabajo en la prevención de la MGF

En Médicos del Mundo trabajamos en este área desde 2004, cuando se inició nuestra labor en Cataluña y Aragón. En 2008 la continuamos con el proyecto en Navarra. Consideramos que hace falta un trabajo de información, formación y sensibilización, tanto en las comunidades directamente afectadas, como en los profesionales sanitarios que trabajan con la población inmigrante.

En este sentido, basamos nuestro trabajo en la información y sensibilización de la población africana, residente en Navarra, Aragón y Cataluña, así como en la formación sobre el tema de profesionales del ámbito sanitario y educativo. Esas acciones ayudan a detectar casos de MGF y a tratar las posibles complicaciones sanitarias y psicológicas derivadas de dicha práctica. Asimismo, el programa permite detectar casos de niñas en riesgo de ser sometidas a esta práctica.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::

Guia realizada por Paz y Desarrollo

:::::::::::::::::::::::::::::::::::

Programa para la erradicación de la MGF.

¿Qué es la MGF?, OMS.

UNICEF recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.