Moltes gràcies Jordi por ser conciencia y consciencia, por Mª Ángeles Bustamante Ruano

Moltes gràcies Jordi por ser conciencia y consciencia.

Yo nací en Barcelona hace 42 años; pero desde mis seís años vivo en Valencia. En realidad, amo a esta tierra valenciana profundamente. Es mi casa.

Hace algún tiempo escribí esta humilde y dolorosa nota. Creo que debemos ser personas activas que trabajen todos los días; porque todas las injusticías que en el mundo son, desaparezcan.

Ciertamente, considero que trabajando individualmente, cambiandonos cada un@ de nosotr@s, y cambiamos todo. Ello ha de ser un efecto replicante. No, no nos debemos paralizar por miedos, ni por cortinas de humo llenas de eventos. Debemos ser empatic@s, just@s, iguales, y mucho más. Debemos de ser, sobre todo, human@s.

Muchas personas llevamos muchos años denunciando lo que está pasando en la Comunitat Valenciana. Años, sí. La actuación infame con las personas fallecidas, heridas y sus familiares en el accidente de Metro es solo un cruelísimo ejemplo de la catadura moral de quienes malgobiernan esta CV. NO ahora, con la disculpa de la crisis, sino desde años.

Es cierto que muchos 3 de mes no podemos ir. Otras veces sí; pero eso no es lo relevante. Lo relevante es dónde quedó nuestra conciencia y nuestra consciencia.

Es cierto que muchos 3 de mes no podemos ir. Otras veces sí; pero eso no es lo relevante. Lo relevante es que tenemos tantos frentes abiertos, que quienes vamos ya nos conocemos. Que ha habido semanas que hemos acudido a 15 concentraciones, manifestaciones, etc. Por cierto, algunas de ellas con la misma afluencia de público que la del 3.

Sí, lo del 3 es peor. Murieron hombres y mujeres de esta tierra a la que amo. Resultaron herid@s mujeres y hombres de esta tierra a la que amo. Resultaron afectadas para siempre sus familias. Familias de esta tierra a la que amo.

Da igual si es tierra por nacimiento o por adopción o de paso. Es que me duele mi tierra. Es que me duelen sus gentes. Las personas afectadas por el accidente silenciado vilmente, las personas encadenas o en huelga de hambre por su derecho a la dependencia, las personas que pasan hambre, las personas a quienes se les deja en la calle sin trabajo ni esperanza, a las personas que se les tira de sus casas, a las vergüenzas (que no la tienen) de la cooperación en jucicio, a tantas y tantas personas…

Somos tantas personas, ¿qué dónde estamos?…

Yo vengo aquí a entregar mi corazón; pero sobre todo, vengo a demostrar que soy humana, somos muchas personas trabajando, la política sin corazón, no es política ni es nada…BASTA YA, JUSTICÍA Y CIUDADANÍA.

 #el3todosalaplaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.